Cuatro poemas de Alberto Cubero Mellado





TRÁNSITOS
ALBERTO CUBERO MELLADO


Líneas que se cruzan hieren.
Espacio invisible para la conciencia. Gotas de lluvia sobre fondo desconocido.
Hacinamiento de ramificaciones. Laberinto.
Miradas auscultándose.
Laberinto.
Miradas ocultándose.
En algún lugar, el enigma respira.
Transitas sin comprender la hondura de este verbo.
Estás allá donde niegas la existencia en vano.
poema I


Bajo el palio púrpura de los fantasmas arden las expectativas. Van llegando cúmulos de mansedumbre hasta los bordes de la esperanza, pero no hay rastro de ti.
Poema II


Noches como puños ensangrentados: qué en la ambivalencia del silencio. Llanto en los poros, veladuras: valentía.
Poema III

Te deslizas entre líneas jamás escritas. Hasta desaparecer.

Un acantilado ruge en las entrañas de la presencia. Y renuncias a él.
Poema IV


TRÁNSITOS
1ª EDICIÓN  2017
Leandro Alonso, es el autor de los ideogramas
Alberto Cubero, de los poemas

Ediciones Evohé. 2017
www.edicionesevohe.com

Nota aclaratoria.  Estas obras poéticas son a las que me he referido como fuente de inspiración para realizar mi último trabajo "Cuatro poemas sin título" publicados en mi blog "El canto del  raitán".   

No tengo permiso para publicar más poemas de Alberto Cubero, lo siento porque creo que sería un placer poder disfrutar de su lectura.  Tener el libro entre las manos es también la oportunidad de disfrutar de los ideogramas de Leandro Alonso, escultor, que crea imágenes destinadas a tomar presencia, a convertirse en objetos significativos y portadores de mensajes.

Alcalá de Henares, 22 de marzo de 2017
Franziska  


Comentarios

  1. MUY INTERESANTES LETRAS. GRACIAS POR COMPARTIR.
    ABRAZOS

    ResponderEliminar
  2. Buscando Tránsitos de Alberto Cubero Mellado, me encontré con este blog tuyo, El juego de la palabra dada, que non conocía. Y como veo que tienes una entrada reciente, además de haber leído los ideogramas de tu profesor, aprovecho para dejarte un comentario y me alegro de que Puma sea del mismo color que mi gato. Sus ojos resaltan en la negrura de su pelaje. Son preciosos. Me gustan los versos aunque tu ya sabes un poco lo que pienso. Gracias por tu comentario a mi última entrada y espero que nuestros desayunos sean saludables y nos mantengan activas mucho tiempo. Un abrazo. www.leriasdebea.blogspot.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida amiga, Beatriz, a este blog has entrado algunas veces a leer mis juegos de la palabra dada, lo que ocurre es que he cambiado el formato por uno más moderno que me han ofrecido en Blogger. Busco también que las fotografías que yo suelo publicar quepan dentro del formato y no se salgan y se interfieran con el texto lateral.

      Es para probar. En mi monitor que es alargado cabe muy bien. Lo que sí me está resultando difícil es centrarme en trabajos ya realizados, aunque no los haya publicado, y quedarme sin escribir cosas nuevas, así es que ya veremos por donde me oriento. Espero que te llegue esta contestación al correo.

      Eliminar
  3. Tremendos esos cuatro poemas de tu profesor, Franziska...Laberintos, enigmas, silencios, lineas que se cruzan y duelen, noches en vela, fantasmas, expectativas, deslizamientos, renuncias a la presencia...

    En resumen, me atrevo a decir que, la mente del poeta busca más allá de lo
    material a alguien que ha perdido, pero todo es un enigma y un laberinto...Sigue en vela tras esa huella querida, que se escapa y se difumina entre esperanzas y expectativas...Le hiere el silencio, la no respuesta y el vacío de presencia en ese acantilado desde la vida hasta el más allá...
    Su lenguaje parco y sintético, nos deja pistas, claves que nos llevan a ahondar en el misterio de otras dimensiones, que la conciencia humana no es capaz de ver, pero si intuir y sentir...Por tanto consigue que el lector se enganche en su propia reflexión, perdido en enigmas y laberintos.
    Mi gratitud por dejarnos estos versos, un tanto dificultosos, pero muy interesantes, amiga.
    Mi abrazo y mi cariño siempre.

    ResponderEliminar
  4. Hola Franziska, muy moderno el blog, empezaré a ver si logro adaptarme...
    El comentario largo y como siempre dando en el clavo lo dejaste en el escritor anterior. Por cierto en el de los padres contesté, cosa rara, a los comentarios por si quieres pasarte por allí.
    Con relación a ese hermoso poema las palabras que nosotros cruzamos no hieren son balsámicas. Y ojalá podamos seguir compartiendo mucho tiempo.
    Un abrazo grande

    ResponderEliminar
  5. Caricias mancas
    manto que abriga colores fuertes

    Piel de cielo abierto
    jaurías que corren inmóviles

    Inmóvil...
    como un ladrido seco
    Seco
    como saliva de palabras tontas

    Te sientes sola
    y preguntas
    Tienes algo
    que abrigue mi madrugada

    Si

    Tengo un caniche de cabeza colorada
    Tiene forma de casquillo
    Házle unos mimillos
    Háblale despacito
    Te dará un saludito
    Mi caniche de cabeza colorada

    Tengo un caniche de cabeza colorada

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El link de tu nombre conduce a una página de la Real Academia. Querría preguntarte cómo has llegado a mi blog y por qué te ocultas. Lo que sí es de gran interés, en mi modesta opinión, es que tu caniche tenga una cabeza colorada con forma de casquillo. Lo encuentro realmente apasionante.

      Eliminar
    2. Estimada Franziska, el link de mi nombre conduce a la web de la RAE porque no tengo el privilegio de poseer una web.
      He llegado a su blog mientras buscaba en Google la receta de "Pollo a la Coca-Cola". No sé cómo di con un poema de Alberto Cubero que creo recordar decía algo así como: "Cuando te miro, me sumerjo en el horno de mi pasión, así calentito..." Entonces quise saber más de ésta persona, osado poeta y crepuscular neón. Alumbrábame con su lirismo infinito y decidí escribir, encendido por la llama de su poesía, lo que Vd. ya leyó.
      Cuando uno navega por internet no sabe dónde puede terminar.
      No ose Vd. buscar a nuestro admirado poeta en Youtube, debo admitir que me sentí un poco defraudado por la forma en la que lee sus poemas, da la sensación de estar en la consulta de un podólogo. Acépteme la crítica y ya está (lo de "ya está" es para mí).

      Hace sueño la noche
      y cobija lana
      Antes me amaba
      hogaño bloquéame
      Whatsapp

      Dígame dónde está
      Si es que está
      Dónde se ha ido
      Si es que ha ido
      A quién dirigirme
      ¿si es que me dirijo?

      Mermó la calidad al final
      pero me niego a borrar
      porque la felicidad es otrora
      lo que el pasto a la carretera

      Eliminar
    3. Veo que le llegan mis comentarios, misterios de Internet, yo no sé cómo. Ignorancia, sin duda, no hay misterios en la red. No me queda otro remedio que darle las gracias por su generosa atención. Conozco a Alberto Cubero Mellado desde hace unos cinco años. Se dedica a impartir talleres literarios. He leído tres de sus poemarios. Lo que tengo que decir que, aparte de que yo no sea capaz de entender su mensaje -es culpa mía que mi cerebro no tenga capacidad o la preparación suficiente- sé que tiene el respeto que se merece, en cuanto a lo que a mí respecta, porque es la persona que ha demostrado la habilidad de despertar en mí recursos creativos que yo nunca habría logrado por mí misma. Su tarea como docente es admirable, desde mi punto de vista.

      En cuanto a su poemario "Tránsitos" , de la lectura atenta, de los 12 primeros, me llegó como un estado de inspiración: escribí ocho poemas. Para nada son un plagio. El motivo de publicar los primeros cuatro en un blog que está inactivo, por el momento, es para que se pudiera ver la difereencia -tengo mi propia personalidad- pero sí quedaba en evidencia como se había logrado una metamorfosis: diferencias de todo tipo, edad, educación, sexo, nos alejan y sin embargo, se ha producido una consecuencia que a mi me dejó maravillada.

      He conocido poquísimos poetas que lean bien su obra. Acudo con regularidad, desde hace seis años, al Club Prometeo de Posía, en Madrid. He comprobado que aquellos que te entusiasman con su voz, cuando llega el momento de su lectura, te defraudan `porque la voz tiene una enorme fuerza pero es una máscara de las palabras.

      Por mi parte creo que esto es todo lo que querría decir. No es mi costumbre tratar de imponerle a nadie mis opiniones pero, hay ocasiones en que no se debe guardar silencio; ésta, es una de ellas.

      Eliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  7. Versos frenéticos, contundentes, salvajes de alguna forma

    Paz&Cariño

    Isaac

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Toda opinión y comentario es y será siempre respetado en este espacio y también agradecido ya que valoro vuestro tiempo y atención. Me gustaría recibir, aunque sólo fuera de vez en cuando, alguna crítica. Lo valoro mucho. Gracias, amigos.

Entradas populares