Blogger con AUTODIDACTA

Blogger con AUTODIDACTA
SOY SEGUIDORA DE AUTODIDACTA

jueves, 21 de octubre de 2021

NO SERÁ MI ARCILLA QUIEN OLVIDE


 

Un día más que pasa con desidia.

Las horas de la noche se atragantan.

Los lagartos del sueño se acomodan.

Reptiles constantes de mis sueños

al amanecer de mañana, irán de boda.

 


La boda de mañana será toda

alborozo, castañuelas,  donaire.

Se casa un rey con una reina.

No es casualidad que la corona

no encaje en sus cabezas ni en broma.



La reina lo es  de la zambra y de la noche.

Desciende de hijos de la Alhambra

asentados en las cuevas antes

que el moro llegara a derribar fronteras.


El rey,  lo es del cante por tarantas

y no lleva en su sangre otro linaje

que haber picado en las minas de Almadén

arrebatando el azogue a la cantera. 

Se sabe que en Jaén y en Pozo Blanco

fue aclamado como rey del cante.

Él se lo creyó en ese instante

en que afloran las ansias de ser alguien.


Ya despierta, con los ojos vestidos de destierro

me pondré tres claveles en el pelo,  blancos.

Porque mi alma es pura

a pesar de este cuerpo mancillado.

Un vestido de cola y de volantes.

Arranque abigarrado de colores:

amarillo limón, verde esmeralda, rojo pasión.

Mis pendientes, pulseras y collares.


Mi sonrisa de triunfo y de alamares.

¡Qué me importa a mi que ese gitano falso

se vaya a casar con otra en el calvero de Pedroches! 

Que se case y bien casado pues no quiero maldecirle…

                              ¿Para que vale?

 


No será mi arcilla quien olvide que, tal día hizo un año,

encandilaba mis oídos –barreno de ilusiones-

 y me retuvo, como hundida en la brea,

entre sus brazos de sal,  fuego y corales.

 


Tú eres gitano de mala entraña

y eres hombre engreído.

Espera un tiempo y verás

que el que siembra malos vientos,

tempestad encuentra en tierra;

y galerna en alta mar,

recogerá en las redes

que aviente para pescar.

 


Yo seguiré mi destino,

mi camino es la verdad.

Alcalá de Henares, 21 de octubre de 2021

Texto e imágenes realizadas por Franziska

 

 

30 de abril de 2014 es la fecha en que se escribió el texto. Las fotografías son recientes.


 

viernes, 1 de octubre de 2021

 

La luz en su ocaso.

La noche desierta.

 



El búho en el bosque

atento al sonido

que llega de lejos,

sus ojos alerta.

 

Se oyen rumores.

Las hojas del chopo

esconden temores.

 

Un ciempiés adusto

acciona sus patas

y calza zapatos

de nácar y plata.

 

Los ojos del topo

brillan en las sombras

lo que no se nombra

es su hociquito

 

que husmea el aire

para cerciorarse

que algún murciélago

llegue a estorbarle.

 

La noche cerrada

de luna menguante,

parece encantada.

 

El canto del búho

de ojos abiertos

atentos y prietos

es monotonía.

 

En el alma mía

no hay desconcierto.

Es un mundo abierto

a la luz que emana

 

-cuando la miramos-

y que llega siempre

con la noche oscura.

 

La noche es locura

del dormir despierto

de buscar la luna

que hasta el lago llega

 

a pulir escamas

platear aletas,

de los peces bobos

y de los más hábiles.

 

Vemos las estrellas

lucientes y bellas

que nos oculta el Sol.

Es un hecho raro

que cuanta más luz

más apabullante

es lo que perdemos.

 

Lo que la negrura

oculta y esconde

es lo que ignoramos

y no tiene nombre.

 

 


 Alcalá de Henares, 1 de octubre de 2021

Texto e imágenes realizados por Franziska.


 

 

 

 

lunes, 23 de agosto de 2021

La ciudad cocina sueños asequibles.

 




doblan las esquinas de la incertidumbre,

fueron jornaleros del campo manchego.

Arrastran las cadenas del hambre y del miedo

Buscan en la ciudad un trabajo honrado.

 


Han perdido el aire el sol y la espiga.

Los amaneceres labrando terrones.

La cosecha, el canto de los segadores.

El molino, la vid y el olivo.

 


La ciudad cocina sueños asequibles.

El aire viciado promete un mundo dorado.

La casa en el pueblo, se cae a pedazos

y el pozo artesano, cegó su caudal.



El retorno al pueblo es una añoranza.

Un clavo instalado en el subconsciente.

Pan recién amasado y caliente

y el cordero asado al horno de leña.

 


Cada amanecer, el sonido lejano de los esquilones.

La paz en el alma. Limpios los pulmones.

 

Alcalá de Henares, 23 de agosto de 2021


 

 

 

miércoles, 4 de agosto de 2021

LA ESCALERA


 

Somos como el espíritu del viento

que habita en las montañas,

una legión de hálitos fantasmas.

Energías sin paz y sin justicia

dormitando en el vacío de la nada.

 

Fue una casa de pisos de alquiler.

En las buhardillas vivían los desterrados.

En los sótanos, con patios oscuros,

a los que nunca llegaba el sol de la mañana,

un gato ciego y todos los realquilados:

 


Dos hermanas solteras y enlutadas.

Un mutilado, recién llegado de Alemania.

Un albañil que tenía un vino iracundo.

Un taxista golfo y parlanchín.

Una mujer obesa iba y venía de ninguna parte.

 

Mirando al hambre cara a cara,

esa mujer erguía su cabeza.

¡En un mundo famélico era tan rara!

Una anciana enjuta y desquiciada

ama de una gallina flaca y desplumada.

 


Ah, esa voz de la vieja escalera…

¡Cuántas tragedias tendrá en su memoria!

 

¿Cuánto dolor cargó María

sobre su frágil alma de alondra?

La vimos


marchar temblando, agónica, herida.

Sin compañía, salió  aquella noche

en busca de su padre.


Es una escalera tan espaciosa…

El arquitecto la imaginó llena de luz

con


femeninas curvas sinuosas.

Solícito lugar para el descanso.

Una ruta para la sonrisa  y el saludo.

 


En la planta primera un gran ventanal

espera que te aquietes y mires las estrellas.

La escalera asciende, puedo asegurarlo.

He oído la voz de todos sus peldaños

gemir y conmoverse en las noches de invierno.

 


Si Dios está en todas partes, está aquí.

Habrá posado sus manos en la barandilla.

Tantos años de descuido y ella se sostiene

sin haber perdido ni uno solo de sus tornillos.

Ahora, el óxido los tinta en rojo carmesí.

 

En las sombras del tiempo que pueblan mi memoria,

el eco de las


 risas y alocadas carreras de los niños,

dieron vida a las entrañas de la escalera.

Cuando llegó otro tiempo,

sus labios,  abiertos al silencio del terror,

huyeron al destierro del miedo.

 

El rastro de un ciempiés nos avasalla.

Estamos en la cuneta del olvido.

Sabemos que nuestra espera es baldía.

En un laberinto de cobardía, ella se extravió.

 


Casa con ochenta ventanas y ninguna puerta.

María no podrá escapar de su prisión.

Alcalá de Henares, 4 de agosto de 2021,  el texto y las imágenes realizados por Franziska para el juego de la palabra  dada. PALABRA: ESCALERA

 

NOTA:

Este texto se creó en el  Taller de surrealismo de Alberto Cubero. Texto apoyado en una fotografía de una escalera de principios del  1900. De arquitectura modernista.  No está habitada.  

 

 

 

 

 

lunes, 26 de julio de 2021

Paralelepípedo*

 

 

Un paquete de tabaco

puede ser y es siempre

- al derecho como al revés-

un paralelepípedo,

perfecto estimulador

de mi pragmático primo.

 

Primogénito primario

sale pronto de su armario.

Emplea su patrimonio

adquiriendo un palco entero

para disfrutarlo a solas.

Lo merece su persona.

 


Coleccionó cajetillas

y mil   cajas de cerillas

que empleó para quemar

dentro de la chimenea

toda clase y ralea

de olorosos tabacos.

 

Se dijo que, en paralelo,

llegó, invariablemente,

a establecer su pasión

para gozar con los colores

que brotan en las praderas

al final de los inviernos

y en todas las primaveras.

 


Concluye la historia aquí.

Mi primo adquirió un prado

situado en una cuesta.

En él, tiene una casa erguida,

orientada a Poniente

donde se sonroja el Sol

y el Alba se adormece.

 

Un balcón de corredores

donde canta un ruiseñor.

Un tractor casi amarillo.

Una higuera centenaria.

Un carretón de madera

y de cáñamo, una espuerta.

 


Puntual, cada mañana

observaba la escena.

Aún seguía en su palco.

El negro telón subido.

Un grajo revolotea.

Alboroto en el corral.

 

Cantan los gallos con brío.

La función ya va a empezar.

 


Alcalá de Henares, 26 de julio de 2021

Texto e imágenes originales de Franziska

PALABRA DADA:  PARALELEPÍPEDO

 

 

 

 

 

 

 

 

martes, 13 de julio de 2021

NO HAY SEMILLAS

 


Cuando salta la cuerda de una guitarra

y el sonido se quiebra en los bemoles,

de mi conciencia rebota la confusión

con miríadas de estrellas girando al ritmo

que provocan catástrofes a tiempo mixto.

 

No hay semillas. Es absurdo

que quieras que plante ardillas.

 


Cuando nazcan ardillas en las marismas.

Cuando al amanecer trine el almendro.

Cuando  muera el sol y no vuelva a nacer.

Cuando solo la noche cubra los cielos.

Cuando tú ya no seas lo que no sé.

 

Entonces volveré a creer en tus palabras.

Entretanto, me busco y no me hallo.

Entretanto, te espero y tú no retornas.

Entretanto, vigilo por si llegaras.

Entretanto te fugas para no encontrarte.

 


Entretantos solo van cuatro pero, eran cinco.

Entretanto, me entretengo buscando

el entretanto que he perdido esta noche

cuando dormido soñaba sin provocarlo.

Cuando despierto, ya sueño mis entretantos.

 


Soñar que estás soñando que una nube te regala

el corazón desbocado de un caballo salvaje

y un relincho te avasalla, se acomoda en tu cama

y sus coces te lanzan más allá de las colinas

y salvas tu majareta existencia asido a un cometa.

 

Sin oponer resistencia te has caído de la cama.

Lo de seguir soñando, lo dejas para mañana.

 


Alcalá de Henares, 13 de julio de 2021

Surrealismo en la concepción del texto realizado, igual que las fotografías, por Franziska

El texto tiene fecha de mayo de 2015



Franziska

TALLER SURREALISMO

 

 

 

 

sábado, 3 de julio de 2021

Más allá de la ciudad que nos confunde

 


 

 


 

Amanecerá

                  en las aldeas.

Habrá fuego en las chozas.

 

Se encenderán los valles

con esa luz incesante y fiera

que todo lo  transforma.

 

Amanecerá en los fondos marinos.

                  en los abismos;

y en los riscos, se fundirá

el día con la noche.

 

Mas allá de la ciudad

que nos abruma,

tendremos certidumbres,

paz y esperanza.

 

Mas allá de la ciudad

que nos confunde:

hay una vida libre

y un lugar bajo el sol.

 

Todo es posible

más allá de la ciudad

que nos confunde y ciega.

 


Alcalá de Henares, 10 de septiembre de 2018

JUEGO DE LA PALABRA DADA

PALABRA:  CIUDAD

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

domingo, 20 de junio de 2021

Insurrección

 


 


 

Contra el poder se planta.

Solivianta al sistema

que todo lo regula y empobrece.

 


En esta tierra hispana

-igual en la montaña

que en los llanos-

 

de esta especie,

a veces tan molesta,

admirables seres han nacido.

 


Ella es el femenino del concepto,

la madre que lo engendra,

su instrumento vital

sin parentesco.

 


Es una hembra esplendida, bravía

-donde las haya todavía-

sale a la escena y arrastra tras de sí

al pueblo que arroja sus cadenas.

 


Ocupan plazas y ciudades.

Es la voluntad del oprimido.

Gritar muy fuerte:  ¡Basta ya!

Es su razón de comenzar a ser.

 

 


Alcalá de Henares, 20 de junio de 2021

Texto e imágenes realizados por Franziska

Para EL JUEGO DE LA PALABRA DADA

PALABRA: INSURRECCION

Se publicó por primera vez en marzo del 2012



viernes, 11 de junio de 2021

¿Qué es la vida?

 


                                                    


                                                                          

Abatida en forma de arena impalpable,

se asienta en el fondo del mar.

Es llí donde, desvalida y solitaria,

añora que, en sus tiempos, fue una roca

en la que se posaban las  ágiles gaviotas.

 


Entiende que las rocas son el testimonio mudo

de una lucha sin tregua, sin sentido aparente.

Puede ser que, al final,  hasta en la rocas

se cumplan las palabras  milenarias:

Sólo polvo eres…

 


 Mas polvo enamorado de la vida,

luz de todos los amaneceres,

lucha bravía de las aves silvestres,

que vive en la sonrisa de los niños,

y rompe la amargura de los hombres.

 


¿Qué es al fin la vida?

 


Sólo millares de gestos de amor

y no la justificación del egoísmo y de la ira.

 

TEXTO E IMÁGENES DE FRANZISKA

Alcalá de Henares,  11 de junio de 2021

 


 

 

 

 

 

 

 

 

 
.

viernes, 28 de mayo de 2021

Los brazos de tu madre…

 

Soñar con el regazo de tu madre

es recuperar el candor.

Cantar como un ruiseñor,

volar y volar muy alto.

Volver a creer en Dios.

 

Al mar le debes un amor sin límites

de tal manera ardiente y trastornado

que,  en las oscuras noches de la mente,

has llegado a preguntarte

si no habrás sido pez.

 

Aunque tu patria no es otra

que los brazos de tu madre y su cantar.

 

En el cuerpo de aquella niña

que se negó a convertirse en mujer

se han marcado las huellas

de  penurias, amores y desengaños.

 

Sin embargo, la flor de la Fantasía

florece en sus mañanas cada día.

 

La realidad no fue capaz de romper

tu alma con sus hierros ardientes.

El primer amor y tus hijos

son otros hitos que siempre justificaron

el sentido de tu vida.

 

Está tu alma encendida.

A cada paso que das,

un aroma te acaricia:

 

Los ojos de aquel muchacho

que le dio nombre al amor.

Los abrazos y sonrisas de tus hijos

que perduran y que habitan

en tu viejo corazón.

 

Siempre vuelves arrebatada de emociones

al mar y al mundo de tu infancia.

 


 

·    10 de noviembre de 2013

 

 

Alcalá de Henares, 28 de mayo de 2021

Texto e imágenes realizadas por  Franziska para publicar en "EL JUEGO DE LA PALABRA DADA-SEGUNDO"

 

 

 

 

NO SERÁ MI ARCILLA QUIEN OLVIDE

  Un día más que pasa con desidia. Las horas de la noche se atragantan. Los lagartos del sueño se acomodan. Reptiles constantes de mis...