domingo, 18 de septiembre de 2022

LOS SUEÑOS DE MANUELA

 


Entretejidos en la aurora,
los sueños de Manuela
se despiertan con ella.
La llevan de la mano hasta la escuela.


Sonríe, como siempre, distraída.
La maestra, con voz monótona
-la rutina se asienta en su trabajo-
va a explicar las fracciones ese día.

Manuela imagina manzanas troceadas
y recuerda que no ha desayunado.
                                 Tiene hambre.
Los números tienen formas y son
sujetos que viven en el mundo del rigor.


La campana para salir al recreo
                        por fin, suena. 
Carmen muestra un bollo
que se va a comer con apetito.

Manuela no quiere dejarse 
devorar por la envidia.
Se aleja del patio y se acerca a la reja.
Los sueños vuelven a volar en su cabeza.


Alcalá de Henares, 18 de septiembre de 2022
Texto y fotografías de Franziska
 


lunes, 29 de agosto de 2022

Piedra suelta de un sendero

 



Hija soy de una peña de afiladas aristas

que se quebró en el aire.

Desde la cumbre, a saltos,

llegué al sendero donde habito.

A él le he entregado mi vida

e hizo de mí lo que soy.


 

¡Millares de pies se han posado

sobre mi alma de artista

y el polvo y la arenisca

me han cubierto y conformado!

 


Soles, lluvias y tormentas

me abrasaron y pulieron.

En la noche, las estrellas

brillan todas para mí.

¡Son tan  frías como bellas!

 


Las pezuñas de animales.

Pisadas de caravanas

            humanas

-que cantan, cuando caminan,

que ríen, y a veces, callan

el dolor que les produce

mi roce cortante y fiero-,

están muy dentro de mí.

 


¡Ay, cómo envidio a los hombres

que marchan por mi sendero,

su caminar desenvuelto,

su mirar al firmamento

y esa libertad que tienen

            para reír o llorar!

 


¡Qué feliz es el hombre

que puede ir donde quiere!

¡Qué  canta, si está alegre

e incluso llora si algo o alguien le hiere!

 


Algún sentido ha de tener

mi absurda vida de piedra

y mi presencia en este sendero

abierto al sol, a la lluvia, al viento…

y al despiadado frío

y al silencio de las noches.

 


Alcalá de Henares, 29 de agosto de 2022

Hoy se cuela en “EL JUEGO DE LA PALABRA DADA

UN TEMA SUGERIDO:  DARLE VOZ A UNA PIEDRA

Fue una Franziskitada para “El club de las letras mágicas”, publicada con fecha 20 de octubre de 2012 

Texto e imágenes realizados por Franziska, las fotos se tomaron en el Museo Geológico y Minero de Madrid


 

 

domingo, 21 de agosto de 2022

SUERTE O BENDICION

 

Dedicado a la Tierra y

pensando en nuestra especie.

Franziska

 


Florecemos polvo arisco.

Pronto barro, luego arcilla.

Una especie que germina

emociones de destierro.

 

 


¡Cuánto dolor y miedo

han galopado y se alojan

en todos los intersticios

de nuestro cerebro humano!

 


Llevamos en nuestros genes

al león y a la pantera,

al águila culebrera,

a las inquietantes ratas

y al buitre carroñero…

 


Nuestra especie es arrogante.

Lo es en este momento.

Hemos llegado a este punto

traspasando la barrera

                        del sonido.

 


Nuestras mentes enloquecen.

Olvidamos el tiempo ido.

La gestación fecundante

                        de la Tierra.

 


La ecuación es:

Suerte es igual a bendición,

a la quinta potencia,

multiplicada por Dios.

Incluso, cuando la suerte no es buena,

nos servirá de lección.

 


Nuestra patria humana

es un punto del Universo:

nuestra suerte, es entenderlo.

La bendición, amarlo y disfrutarlo.




Alcalá de Henares, 22 de Agosto de 2022

Texto e imágenes realizadas por Franziska

 

 

 

miércoles, 22 de junio de 2022

CRISTAL

 



Del cristal amparando sus clásicas formas,

es la luz y el trémulo encanto del color

lo que asombra.




 

Tan frágil como el cristal, el alma de la mujer.

Es su resistencia al dolor lo que de verdad,

 asombra.

 



Nacieron en el Medioevo las iglesias góticas.

Es la luz en sus vidrieras lo que  maravilla

y asombra.

 


 

Alcalá de Henares, 22/06/2022

Texto/fotos de FRANZISKA


        

Nº XXXIX    PALABRA: CRISTAL

DADORA:  MONCHA, autora del blog

Su http://nativadelacondesa.blogspot.com

 

 

 

 

 

 

lunes, 6 de junio de 2022

TENGO UN OJO DE TRAMPANTOJO

 



Tengo un ojo de trampantojo

por el que veo lo que yo quiero.

Tengo dos piernas que apenas piensan

si pueden o no, subir la cuesta.

 


Tengo otro ojo de cerradura

por el que miro con atención

quién pasa cerca de mi balcón.

 


Un imperdible llevo en las cejas

¡Esto es horrible!

¿Hay alguien que sepa

para qué vale un imperdible?

 


Por eso quiero y busco

mi ojo de trampantojo.

Sí, porque este ojo sí es fiable.

No importa que finja

si, al fin y al cabo,

de cuentos bien nutrida,

he vivido la mayor parte de mi vida.

 


Las verdades todas,

tan ácidas, tan hoscas,

deben marcharse, a toda prisa,

camino del destierro.

Para justificarlo todo,

ya tenemos infinidad de trolas.

 


Tengo un ojo de cerradura

al que no le importa darme disgustos.

Por ese ojo implacable

he sentido todo el frío

de las noches polares.

 


¡Que se vayan muy lejos

las verdades! Lejos, lejos, lejos…

¡No quiero verme en los espejos!

 


No quiero reír por las mañanas.

Cuando tenga ganas de llorar

no quiero recibir más el alpiste

                  de que esta vida es  

lo más bello que existe.

 

 


Alcalá de Henares, 6 de junio de 2022

Texto editado por primera vez  el 29/06/2012; las fotografías con fecha 13/06/2017, en el Jardín Botánico de Madrid. Como es costumbre, Franziska es la autora del texto y fotografías.  

Raitán


viernes, 20 de mayo de 2022

Sin saber qué lo provoca

 

Como un torrente aparece

y sin  razón ni sentido

cauce abajo se desata

provocando torbellinos,

remolinos y corrientes:

pocas veces, mansos ríos.

 


Tu vida entera posee

y  se adueña de tu mente:

en esclava te convierte.

 

La evocación constante,

insistente y tozuda

de sólo

 un instante efímero

con igual fuerza:  encadena

que de luz, te llena.

 


No te preguntes por qué

este volcán te apresó

con el lacerante espanto

de sus cráteres abiertos,

de sus gases y sus lavas.

 


Entre tantos rostros, tantos,

que cruzaron tu sendero

no fue el rostro más bello,

ni los ojos más espléndidos

ni de Apolo, la armonía…

 


Segura puedes estar que,

 si en un puro azar,

le encontraras en la calle

y, observando, le miraras

distraída e inconsciente

sería una persona más…

 


Pasos que no dejan huella

ojos que vienen y van

y risas que no festejan

en los oídos que suenan.

 


¿Por qué de pronto,

con ecos de trémulo sonido

aquella voz te sorprende

resonando

con la dulzura de un arpa 

en todos tus sentidos?

 


Nunca sabrás por qué

la ausencia de unos ojos

te arrojaron a un pozo

de obscuridad sin fin.

 


Y en el abismo hundida de la desesperanza

ni siquiera te agitas,

ni pides ni reclamas

alguna mano amiga

que te ayude a salir.

 

 


 Alcalá de Henares, 20 de mayo de 2022

El texto original fue escrito el día 8/02/2002 y las imágenes son de objetos realizados en cerámica por artesanos mochicas. Asombran por su belleza, expresividad y realismo.   



miércoles, 20 de abril de 2022

28 de septiembre de 2001




En el zaguán de tu casa

zagala, dejé mis flores:

rojos claveles

                 y alhelíes fragantes 

ramitos de hierbabuena,

espliego

y romero en flor.

 


Zafiro oriental

        - que brilla como tus ojos-

pondría en tu ventanal

para no ver tus enojos.

 


La zafra de aceite virgen

que guardas en tu alacena

para mí la deseara

                 y para mí la quisiera; 

mas no me invitaste nunca

a pan tostado y crujiente

con unas gotas de aceite.

 


Me hieren tus desamores,

me zahieren tus desdenes

y en la zambra que tú bailas

quisiera ser los volantes

                 de tus faldas.

 


Zarcillos de diamantes,

collares de perlas finas,

anillos de oro labrado

y pulseritas de plata: 

que viven siempre

a tu lado

como quisiera

mi amor.

 


¡En el portal de tu casa,

llamando a tu puerta estoy,

a tu ausencia y a tu olvido

no me condenes, amor!

 

 


 

Alcalá de Henares,  20 de abril de 2022

NOTA.

Responde a un juego en el que usar palabras con la letra z.

  Zaguán, zagala,  zafiro, zafra, zahiere, zambra, zarcillos

Las palabras fueron elegidas libremente por mí.  A mi me evocan un pueblo andaluz y un enamorado de principios de 1900.  Hoy soy incapaz de ponerme en el lugar de un joven.  Con el fin de darle un toque de modernidad, incluyo mis fotos más surrealistas que me han servido para desconectar de la oscura y triste realidad de los últimos tiempos. Gracias a todos.

 

  

LOS SUEÑOS DE MANUELA

  Entretejidos en la aurora, los sueños de Manuela se despiertan con ella. La llevan de la mano hasta la escuela. Sonríe, como siempre, dist...