IGUALDAD



Quisiera encontrar la adherencia del barro
en el que las hormigas viven y se mueven cada día.
Me fascina esa tierra en la que hunden
sus abdómenes cargados de fatigas.

He visto a la sed que no se sacia
caminar desnuda por los campos.
Y he descubierto en los ojos de los sapos  brillar
una pregunta sin fin y sin presagios.


He creído hallar a la esperanza frustrada
por el sendero sin fin de mis andanzas
y la he visto lucir sus túnicas exóticas,
al arrastrar sus  invisibles cadenas milenarias,
 
raparse, al cero, la melena dorada de las penas


pues ella, la esperanza, sabe que reconforta
pero también que nos confunde y paraliza
donándonos una paciencia y una fe en la vida
  que nunca nos llega ni alcanzamos.


No arreglamos el mundo, no,
solo por esperar que alguien lo haga
y aunque nunca ganemos la batalla,
lo nuestro, mujeres, es empuñar, sin saña,


en el santo nombre de la igualdad,
la espada de la dignidad bien afilada.



Alcalá de Henares, 1 de octubre de 2014
JUEGO DE LA PALABRA DADA
PALABRA:  IGUALDAD
DADOR: VICENTE FELIPE MARCOS



Comentarios

  1. La igualdad de la mujer, ese empeño que aunque parezca mentira hoy en día, sí, hoy por hoy en pleno siglo XXI tenemos que continuar reivindicando. Y hacerlo pensando además que comparando tiempos anteriores hemos logrado mucho y al mismo tiempo poco, contradictorio lo que digo pero es como lo veo. Los salarios, los empleos, el llevar la casa, cuidar de los hijos... Un sinfín de tareas que siguen ahí pero que no se toman como tales porque por lo visto se dan por asumidas la inmensa mayoría de ocasiones. Y conste que yo soy la primera en decirlo, aun, hoy por hoy nos falta muchísimo para esa igualdad tan deseada, pero sí, aunque no arreglemos el mundo, empuñaremos la espada bien alto.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Hola Franziska! La desigualdad es un problema cultural debido a una mentalidad tradicional que pasa de generación en generación en la vida cotidiana , tenemos que enseñar a los niños una educación basada en la igualdad. .Con paciencia y esperanza.en el santo nombre de la igualdad,
    la espada de la dignidad bien afilada. Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Demás está decir que coincido contigo en que esa espada, o quizá rosa, de la igualdad es inevitable. Pero en este poema destaco las metáforas originales que me han seducido completamente, como en esta estrofa:
    "He visto a la sed que no se sacia
    caminar desnuda por los campos.
    Y he descubierto en los ojos de los sapos brillar
    una pregunta sin fin y sin presagios."

    La idea del barro en que las hormigas se relajan de sus fatigas es también bellísima. Siento como un anhelo de llegar por fin al destino, y sentirse cobijado en el orden verdadero, en la justicia que tiene algo de madre protectora.

    Un disfrute auténtico :).

    Te dejo un gran abrazo, y mis deseos de que esa esperanza siempre, en ti y en todos, mantenga su melena larga y briosa

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola Franziska! ¡Que hermoso es nuestro planeta azul! y también me gustan las ranitas de tu foto. Un poema hermoso, la esperanza reconforta y debemos luchar por evitar las desigualdades que se producen en nuestra sociedad, ¡son tantas!... una mujer por el hecho de serlo no debe estar menos valorada que un hombre; no dar oportunidad a un niño para recibir la mejor formación posible, no es justo; que las personas con recursos tengan una justicia diferente, no es ético. Etc., etc...Todos debemos tener las mismas oportunidades y estoy de acuerdo que la unión hace la fuerza, al menos podemos ir por el camino aliviando a alguien...
    Un abrazo muy grande como siempre haces magia con las palabras.

    ResponderEliminar
  5. Que hermosa palabra igualdad,saludos,Amatista

    ResponderEliminar
  6. EXCELENTE!!! GRACIAS POR COMPARTIR SU SABIDURÍA.
    UN ABRAZO

    ResponderEliminar
  7. Querida Franzis, haces unos recorridos sabios y sorprendentes, me gusta tu visión. Mucho.
    Un abrazo y montón de besos, cielo.

    ResponderEliminar
  8. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  9. y si tu quieres, mujer, recibir "aunque sólo fuera de vez en cuando, alguna crítica", asi como dices aquí abajo de los comentarios...puessss, si sigues escribiendo de este modo, no la recibirás nunca!
    sólo queda sentir tus palabras, tus maravillosas metáforas, que dejan pensando y llenando de belleza nuestra alma

    un abrazo enorme para vos!
    que comiences una hermosa semana otoñal :)

    ResponderEliminar
  10. ¡Hola, Francisca!!!

    Me encanta ese paseo que has dado por el campo, con tu mirada observadora; y te fijaste en las hormigas trabajadoras y en el brillo de la mirada del sapo. Te ha quedado precioso ese cuadro de metáforas.
    Entre otras que defienden a la mujer a todo trote, bravo bravo, Francisca.
    Ha sido un inmenso placer pasearme por tus letras, he disfrutado un montón al leerte
    Te dejo mi gratitud y mi estima siempre.
    Un bazo grande y besos en vuelo.
    Se muy muy feliz.

    ResponderEliminar
  11. Qué análisis profundo y poético. El final espléndido con la imagen de la mujer blandiendo la espada de la dignidad. Hermosas imágenes. Beso.

    ResponderEliminar
  12. Querida Franzis: una maravilla las palabras que me dejaste. Gracias, gracias, gracias. Tienes una sensibilidad inmensa y un corazón igual o mayor.
    Mi abrazo más alrgo

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Toda opinión y comentario es y será siempre respetado en este espacio y también agradecido ya que valoro vuestro tiempo y atención. Me gustaría recibir, aunque sólo fuera de vez en cuando, alguna crítica. Lo valoro mucho. Gracias, amigos.

Entradas populares