lunes, 15 de diciembre de 2014

Gota de agua






No me siento singular
pero tampoco plural.
Soy una gota de agua
asomada en el extremo
de una hoja de peral.



La luz me convierte
en diminuto espejo
y estoy a punto de caer
al abismo del pantano
sobre una piedra porosa.



Fui concebida
para hacer crecer la vida.
Espacios desiertos.
El sol sobre el cielo.
La luna reflejada en el suelo.
Todo me atrae, todo me deslumbra.



Qué largo se hace el sendero
hasta que arriba el ocaso.
No parece consecuente
que ése sea un destino
para una gota de agua



que quiso hundirse en la mar
y se varó en la montaña.



Soy una gota de agua pura
que encontró su desventura
en la acción del vendaval.
Mi camino era la mar…
Nacida para perdurar
se ha truncado mi destino.



Por fin caí y por millares
han saltado mis moléculas
y se pierden en el viento.
Sobre roca calcárea,
me aposento.  Cierto.
Casi no soy más que aire
y aún dura mi sufrimiento.



Maltrecho mi cuerpo tengo
pero apegado a la roca
le regalo lo que soy,
le doy todo lo que tengo.





Alcalá de Henares, 15 de Diciembre de 2014
Imágenes y texto realizados por Franziska para
EL JUEGO DE LA PALABRA DADA
PALABRA:  GOTA DE AGUA
DADORA:  CORAL FERNANDEZ GARCIA

 

AZULIDAD

Azulidad Azul será tu viaje y tu destino. El lugar al que llegues y el camino que te lleve a él. Dijo el sabio. ...