jueves, 20 de agosto de 2009

El amor es un sueño

Dedicado a Alexandra, autora del blog "Canto en flor"
con el mayor afecto y admiración.
Arco iris sobre el cerro DSC_0215
El amor es un sueño donde la paz claudica
que desconoce los hielos rotundos del glaciar,
que enciende las entrañas de lavas amarillas
que rompe las fronteras llegando al más allá.
Es la nieve perpetua en la cumbre dorada.
Es el agua que brama entre las peñas y se entrega.
Es el fuego que funde los metales más duros.
Es también la tempestad que asola cuando pasa.
Porque el amor no es sólo un sueño urdido por el hombre.
Es también una hecatombe que mata y que corrompe.
Es un hálito misterioso y extraño que se agota
que puede arrastrarte al fango o regalarte alas de mariposa.
En los senos fecundos de las madres amadas
es camino, es luz, es paz y es victoria y de la verdad nace
y se esparce, fecunda corazones, aleja egoísmos.
Es el amor puro del que nadie duda ni se esconde
y es seguro que Dios así lo quiso, así lo hizo, así será y ha sido.
 
Alcalá de Henares, 20de agosto de 2009
Texto e imágenes de Franziska, alias Raitán

viernes, 14 de agosto de 2009

y entonces medio mundo era de infinitos colores

Volaron las flores del magnolio
y sus grandes pétalos  nacarados.
Se alejaron  las recolectoras de piel trigueña y abrasada
y se apagaron los valles que poblaban las luciérnagas.
 cardo DSC_0033
Llegó el momento de las siemprevivas,
de la espiga rota y de la mazorca tierna,
de la lágrima roja de los usados hierros
y el definitivo silencio del alcornoque viejo.
 
Fue una gran reunión de sueños muertos
traspasados y hambrientos de luz y de misterio.
La fugaz y ruidosa alegría de las cigarras
abandonó para siempre las eras de mi pueblo.
Se exiliaron los árboles de  castaños y avellanos
y poblaron otras tierras azules y otros ríos templados.
La eterna alegría del asno tozudo con sus patas de fuego
se sostuvo en el fango como pudo y nunca llegó lejos.
 libelula sobre hoja DSC_0175
Y yo en esta orilla, en la soledad ondulante de mi barca,
recuerdo el mundo luminoso de mi infancia.
La voz que rompía los silencios y cantaba,
infundía siempre en mí, un rayo de esperanza.
 CSC_0249
¡Y entonces, medio mundo era de infinitos colores
y mis trenzas oscuras eran campanas volteadas
y llegaban hasta mí las olas a besarme los pies
que yo guardaba enterrados en la arena blanca!
 CSC_0259
Y el otro medio era un misterio que olía a jazmines
y marcaba los pasos del Destino flamante, abierto
a todos los países, fronteras  y caminos
y a la  realización de una utopía que aún deseo y todavía espero.
CSC_0234 
Alcalá de Henares, 7 de agosto de 2009
Texto e imágenes de Franziska

Amanecerá

Amanecerá                     en las aldeas. Habrá fuego en las chozas. Se encenderán los valles con e...