lunes, 26 de enero de 2009

Heridas




Tres heridas luminosas,
tres vidas, tres canciones,
tres afanes y tres soñados deseos,
tres angustias, tres dolores
y tres dulces desamores.

¡Todo mi afán en la empresa!
¡Cuántas nanas, cuántos besos,
cuántas noches de desvelo,
cuántas dulces esperanzas!

¡Cuántos nones repetidos,
consentidos,
advertidos,
exigidos!

Ya no advierto, reitero ni exijo.
Sólo el verbo consentir practico
y lo sostengo
como un derecho
que aún tengo.

Estoy segura, lo siento:
mis tres heridas abiertas
sólo los nones recuerdan
y algún que otro buen momento.

¿Pero que han visto en mí?
Sólo una cosa muy simple:
que soy la proveedora
de síes, de nones, de lo siento
y de otros complementos.

En el fogón de mi casa,
se tuesta el pan a la brasa,
y las chuletas, al humo,
dan un sabor que presumo
no se halla en otra casa.

Un rincón limpio y tranquilo.
Una comida sencilla.
Unos ojos que te miran
con amor y sin rencillas:
¡Eso es un hogar, chiquilla!

¡Mis tres heridas abiertas
aún os siento latir
y sangrar también os siento:
cuando ha soplado un mal viento
su sonido llega a mí!

Mis tres amores, mis tres niños:
mi gozo y mi desatino
lo he enterrado en ese pozo,
en ese profundo pozo del dolor
de saber que os he perdido.

Mis tres heridas abiertas no volverán
a llamar a mi corazón rendido.
Sus pasos hacia mi puerta serán
de mirada clara, serán de sonrisa abierta
pero pasarán de largo…

Igual que se va la vida
de prisa y con pasos de dardo.

Alcalá de Henares, 26 de Enero de 2009
Raitán



JUEGO DE LA PALABRA DADA
PALABRA: HERIDAS
DADORA: ALEXANDRA DEL http://cantoenflor.blogspot.com

Oquedad

En principio, la palabra oquedad nos conduce al concepto de hueco, éste al espacio infinito y a los agujeros negros. A...