viernes, 25 de marzo de 2011

ESPERANZA



Un airecillo fresco



entró por mi ventana.


En un instante es


casi una ventolera


que golpea mi puerta.





Es un viento muy frío.


Debe venir del Norte.


Es de brusco talante


y de bronco ulular.






Y sin pensarlo, cierro.


Mejor no corro riesgos.


Siempre es así, el miedo.


El aire prisionero


se adueña de mi casa






y el calor que en invierno


es una bendición, ahora,


se transforma en vapor.


¿Si abriera unas rendijas,


no sería mejor?






Es preciso que el miedo


de paso a la utopía.


¿Abrimos la ventana?


Sí, abrimos. Todo pasa.


Los malos vientos


y los bonancibles.






Entre racha y racha,


cultivo la huerta


que da la esperanza.


Y de esta sustancia


aromada y cálida


tomo mis tisanas.






PALABRA: ESPERANZA


DADORA: CANDY ROIG MARTIN
Texto e imágenes realizados por Franziska

Alcalá de Henares, 25 de marzo de 2011
















LAS SOMBRAS

Las sombras están alertas para cubrir todo el valle: se quedarán en la calles, llegarán a los tejados y le hará...