sábado, 5 de mayo de 2012


Fidelidad



Parece que la fidelidad
no está de moda
salvo que nos refiramos
a la high fidelity sajona.



La fidelidad por mi entendida
porta el santo y seña de la lealtad.
La una sin la otra,
no pueden existir.



Siempre seré fiel a la tierra en que nací.
Soy de Asturias. Mi corazón con su recuerdo
se estremece y de gozo palpita encabritado.
Es un potro desbocado en busca de libertad.



Sobre tu tierra bendita, descansen en paz mis sueños.
Mi alma se forjó en ella, sobre los acantilados,
el mar bravío y sonoro y los bosques encantados
donde bailaron los celtas, los bravos hijos del norte.


Seré fiel ¿cómo no serlo?
a la madre que me concibió y dio la vida.
Que me cuidó con un amor que no tenía medida.
Que me enseñó a recibir cantando
el quehacer de cada día. Que confió siempre en mí.
¡Tengo una duda en el alma, no sé si la merecí!
A todos mis amigos seré fiel.
Han sido camaradas del camino.
Confidentes después; primero, compañeros de juegos.
El hombro en el que apoyar el desconsuelo.
Conmigo compartieron afanes y desvelos.
Cerca o lejos, la vida fue mejor pensando en ellos.

He sido siempre fiel al padre de mis hijos
al que debo lo más hermoso que he tenido:
los hijos que ambos adorábamos.
¡Qué amor tan hondo y tan sincero,
teniéndolos en nuestros brazos, conocimos!


Siempre he querido ser fiel a mi misma
pero he de confesar que, algunas veces,
sin pretenderlo me he traicionado
por un mal entendido orgullo,
un miedo al fracaso o vete tú a saber por qué.
A estas alturas de mi vida queda claro
que, en la fidelidad a mi misma,
es en lo que yo más he fallado.


Alcalá de Henares, 9 de abril de 2012
JUEGO DE LA PALABRA DADA
PALABRA: FIDELIDAD
DADORA: ALINA KAZAK
Texto e imágenes realizados por Franziska

  

AMARILLEANDO

Tiene mi mar un manto amarillo, cuando se lo viste yo pierdo el sentido. Hoy, flor lozana. Mañana,   se marchitará. ...