domingo, 4 de enero de 2015

NUBES





El cielo se torna así
henchido de nubes blancas.
El viento las acelera,
disgrega, revoluciona
y en la noche,  la brisa
las acaricia y serena.



Cirros y cúmulos
no riegan suspiros.
Nubes entre tú y yo
que las alborota el céfiro
y despacio, como en un sueño,
pasan y bailan riendo.



Nubes que giran y avanzan
sino ¿cómo ha de ser el futuro
si el cielo siempre estuviera
vestido de mes de julio?



Esta gran nube amenaza
Colarse por mi ventana.
¡Estoy tan ilusionada!
¡Tengo ganas de abrazarla
y darme un baño de nubes
de puro cristal labradas!


Se percibe el sonido
de un creciente tronar:
un estrepitoso zumbido
de abejas enfebrecidas
que tienen forma lunar.


Si tengo suerte, esta noche
las guardaré en la encimera
donde cocino mis versos,
crecen mis blancos axones
y se estiran mis neuronas.


Se ha puesto el sol
y el ocaso tiñe el cielo…
En las sombras de la noche
que llegará enseguida
por encima de las lomas
veremos un conjuro de luz
dorada o puro salmón.


Nubes que el Otoño dibuja
de mares o de montañas.
Nubes demasiado bajas.
Son un ejército
de nubes en retirada.




Alcalá de Henares, 4 de enero de 2015
JUEGO DE LA PALABRA DADA
PALABRA:  NUBES
DADORA:  CANDELARIA XIFUENTES
TEXTO E IMÁGENES REALIZADOS POR FRANZISKA





Amanecerá

Amanecerá                     en las aldeas. Habrá fuego en las chozas. Se encenderán los valles con e...