viernes, 7 de noviembre de 2008

Alma



Alma eres la estrella de mi galaxia,
la luz de mi pensamiento,
la fuerza y el aliento de mi vida,
el soplo vital de mi conciencia.

Si tú no fueras en mí todas las horas del día:
un arenal del desierto toda mi vida sería.

Habitas en las caricias de mis manos.
Floreces en las miradas con que amo.
Te hallas en el temblor de mis palabras.
Estás en el sonido de mi voz amarga.

Es tu arca este cuerpo humilde y agotado.
Vives en él y en él te realizas.
No eres prisionera de mi carne marchita
eres mi reina, en mi te creces, mi alma eres.

Raitán
Alcalá de Henares, 7 de Noviembre de 2008

EL JUEGO DE LA PALABRA DADA
PALABRA: ALMA
DADORA: MARINA http://espigasdelalma.blogspot.com/

Querido Rey Melchor.

Esta es la primera carta que te escribo. Aún no sabía ni siquiera leer cuando mi madre dijo: -los Reyes no existen. Qu...