Blogger con AUTODIDACTA

Blogger con AUTODIDACTA
SOY SEGUIDORA DE AUTODIDACTA

lunes, 21 de diciembre de 2015

Siglos de Navidades celebradas








Diciembre. Vamos a tirar del carro otra vez.
Día a día. Un año entero nos aguarda.
Símbolo de un pasado reciente
es la carreta un objeto de coleccionista
que evoca en un museo su pasado reciente.

Es una imagen tan bella como digna.
Tiene el sabor de la manzana y la doncella.
Ya no palpitan las manos bajo el yugo
ni los terrones rompen su osadía
ante el tenaz empuje de las mulas.

Hoy has comparado tu vida con la suya.
La has sentido traslúcida y efímera
y para nada, dueña de sí misma.
No han chirriado los siglos con tus ejes
pero sí han rodado tus versos por la tierra.

El atardecer es un momento que te inclina
a esperar el ocaso en la ventana
al abrigo del viento y las neblinas.
La luz dorada  pasa como los sueños.
Evoca tiempos de calma y amistad.

Siglos de Navidades celebramos.
Nos cuenta la historia y sus memorias:
el nacimiento de un niño es el milagro.
Y esta creación es como otro símbolo
que nació Amor y al que después crucificamos.

Somos así. Hoy celebramos. Pronto  lloraremos.
Bienvenida la fiesta a nuestras vidas.
Mañana el dolor nos alcanzará con sus heridas.
La dicha es siempre nuestra porque la merecemos.
Aunque sea ajeno, el dolor es siempre una derrota.

El ocaso es la puerta de la noche.
El amanecer el ventanal del día.
El amor es la luz que el alma ansía.
El dolor es la noche eterna y sin retorno:
algo bien definido como infierno.

Para nuestro bien nació aquel niño.
Su fracaso, su derrota, su muerte
la primera lección de humildad.
Es el coraje para emprender el camino sin retorno
y vivir olvidando para seguir viviendo.

Alcalá de Henares, 21 de Diciembre de 2015
Texto e imagen realizados por Franziska para ser publicados en 
EL JUEGO DE LA PALABRA DADA
PALABRA: CARRO O CARRETA
DADOR: OCTAVIO PUIG CORVERA








jueves, 19 de noviembre de 2015

Amor imposible






Cuando no sé qué escribir,
recurro al amor, y puedo asegurar,
que nunca falla: siempre hay un matiz,
un aspecto o un mito
que bailan ante mí sus viejos ritos.


Los temas más redondos y perfectos
surgieron de ese impulso incontrolado.
No sé por qué siempre me ha fascinado
el amor imposible o malogrado.
El sufrimiento tiene sus encantos.


La ilusión que nos hunde y avasalla
es lo que nunca olvidamos.
Será que el tiempo mata y banaliza
el amor más perfecto. Y luego,
cuando el final de la vida se aproxima,


nos sorprende que un anhelo tan lejano
nos entibie, todavía,  con su aliento.
Nos cubra y fascine con sus velos de novia.
Galope como un potro en la memoria
y esté continuamente girando como noria.


No siempre el resultado de esa ecuación
es lo más claro. Algo en el subconsciente
aflora en cuanto advierte la menor ocasión.
Ha de tener su sentido y su razón.
Tal vez el alma siempre ha clamado por Dios.



Alcalá de Henares,  19 de noviembre de 2015
Texto y fotografías realizados por Franziska
Fotos de otoño, realizadas en las orillas del Henares, acompañada de esa luz tan especial que tiene el otoño.


lunes, 12 de octubre de 2015

Indeterminación





Tu esperanza y el deseo
marchan tras un devaneo
de chimeneas sin humo.
Selva es de urbes sin techo:
periferia, sin ciudad.

Sentidos que la guadaña
va hundiendo en los caminos
de tus huellas cincelas.
Desembocadura final
de tormenta malograda.

            Indeterminación,
 nube consentida
que en la montañas dormita
y fermenta y se hace sal, 
en las lagunas de oriente.

Tu recuerdo siempre confuso:
se enciende, cuando lo apago;
si  lo llamo, languidece.
Es un refugio sin ventanas
ni techumbre y sin embargo,
es el lecho en el que  deseo morir.

Una capa de escarcha sombría y ciega
pusiste tú en mis hombros por un recelo.
Con estrellitas de día y sol de luna
he de reír,  esperando el momento
en que broten tus flores blancas de añil.

¡Ay, el aire de sus palabras que rebotan
y se enredan,  saltan,  me persiguen
y se meten en mis sueños…!
¡Ay, madre, qué ¿cómo podré enterrarlas?
¿En el fondo de la mar o dentro de mis entrañas?

Nota
Podría decir, una vez más, que hoy no tenemos un juego de la palabra dada. Son imágenes mentales que brotaron al conjuro de una frase muy breve, algo, pues, que se fraguó dejándonos llevar por el surrealismo.  Sin embargo, el inconsciente se manifiesta de un modo muy consciente.  Es por esta razón que a mí me fascina el surrealismo.

Alcalá de Henares, 12 de octubre de 2015
Textos e imágenes realizados por Franziska
 

viernes, 18 de septiembre de 2015

¿Cómo será el paisaje sin árboles floridos?



Me gustan los árboles solitarios
pero rechazo a los duendes de mi armario
que esconden mis pantalones de lana
si los voy a necesitar en la mañana.


Me gustan los pájaros que cantan
posados en las ramas pero no, las ranas
croando dentro de las charcas.
Su voz es húmeda como el viento ábrego.


Me gustan las ardillas abrazadas a un árbol
y los zorros plateados luciendo
su pomposa cola erizada por el viento
retando con su mirada al Rey del Amanecer.


Me gustan los globos blancos y las focas
que duermen en el sofá del Ártico
y solo comen pescado…supongo
que bostezan cuando llega la Aurora Boreal.


Me fascina la grulla coronada,
luciendo su penacho de plumas doradas
mientras  se escabullen de sus lámparas azules,
chispitas: mezcla de coquetería e inocencia.


Prefiero la fantasía a la ciencia.
La fantasía no tiene límites ni tiempo.
No soy predecible ni verificable.
Una historia interminable es nuestra mente.


Así es que el hombre que inventó la ciencia,
no es capaz de hallar una escala de razón.
Algo indudable que se mida y  cuantifique
y que ese algo, al final, sea  consciencia.


Si las ciencias consiguieran hallar ese intangible
al fin se concebiría una dosificación
para que nuestra historia humana
emprendiera, al fin,  un camino de amor.


¿Será la nuestra una civilización sin lugar
que marcha ciega hacia su propia destrucción?
¿Podremos frenar el cambio climático?
¿En qué galaxia nos está esperando un nuevo hogar?


¿Cómo será el paisaje sin árboles floridos?
¿Y el silencio sin el canto de las aves?
Seguro que no habrá ranas  con sus panzas al sol.
Ni zorros, ni grullas, ni ardillas.



¿merecerá la pena ese destierro?


Alcalá de Henares,18 de septiembre de 2015
Texto e imágenesrealizados por Franziska


sábado, 29 de agosto de 2015

Aves sin alas y con sueños en la nada





Acaba de suceder.
A un pozo de Estambul
arrojaron un baúl
y no era cachivache 
para que fuera lanzado,
de ese modo, a ningún lado. 


Llegó una hurí lejana,
de bellas hebras de plata.
Lucía en su garganta
collares de esmeraldas
y tenía en sus pestañas


brillos del sol de Granada.


En su sonrisa, estrellas
sin luz de la madrugada.
Y en sus lamentos, gemidos
de  Luna enamorada.


Sus tintineantes ajorcas
van dejando una huella de albor
y una simiente de amor.
No es posible que exista el dolor
cuando canta un ruiseñor.


En ese cofre se guardaban
recuerdos de un tiempo incierto.
Soles del amanecer, ya muertos.
Campos de cielos arados.
De otoños abandonados, un espejo.


Fueron baúles de azabache.
Quisieron desafiar a las estrellas
y no lograron levantar
                               sino el polvo
de sus pasos al salir hacia el ocaso.


Un cofre llevamos dentro
donde aislamos lo que fuimos,
lo que somos y seremos:
Aire. Proyectos como el humo.
Aves sin alas y con sueños en la nada.


Alcalá de Henares, 29 de agosto de 2015
Texto y fotografías realizados por Franziska.

Las fotos se tomaron en la exposición del fotografo español surrealista, CHEMA MADOZ.  Se pueden captar reflejos y sombras.
Lo siento pero no he podido evitarlo. Puesto que mis versos y su sentido pretenden también pisar el terreno del surrealismo, encontré una excusa para publicar las fotos. Por esta vez, no parto de una palabra dada, lo que no deja de manifestarse también un tanto surrealista a pesar de mis esfuerzos. 

lunes, 3 de agosto de 2015

Prohibido levantarse sin ilusiones




Al despertar chocas con la rutina.
Un día más: tranquilo o, quizás,  agitado.
Cuando llegas al baño, hay un espejo
que te refleja aún con cara de sueño.
Un bostezo  sonoro y prolongado
te hace creer que todavía  es muy temprano.


El día está nublado. Hay que ir a la compra
pues la nevera es un paisaje desolado.
En él tiembla un aguacate, casi congelado.
Tres limones helados y agua mineral.
O sales o tendrás que enfrentarte
a un día más de ayuno y abstinencia.


En el frutero descubres dos naranjas.
¡Qué alegría, mejor lo dejo para mañana!
Pues sí, voy a salir pero iré a Madrid.
Puede llover: las nubes amenazan.
¡Mejor me quedo en casa y archivo las facturas!
Acaba de salir el sol, igual no llueve…


Puede que no le importe a Teresa salir
pero la llamas y hoy vienen sus hijos a comer.
Preparas tu mochila con la cámara
y te quedas pensando que los cielos nublados
                        están cargados de misterio:
por fin hay un motivo para salir de casa.


De repente, un brillo se fija en tu mirada.
Hay algo claro y sugerente que te alienta.
Te sientes viva. Estás contenta.
Lo inesperado te aguarda.
Lo sientes a dos pasos de tu puerta.


Alcalá de Henares,3 de agosto de 2015
JUEGO DE LA PALABRA DADA
PALABRA: FOTOGRAFÍA
DADORA: F. G. Menéndez
Texto e imágenes realizadas por Franziska

Las fotografías, como todos podemos ver, son rosas de verano que tendrían que estar, a estas alturas -porque son muy resistentes al calor- aún lozanas pero están prácticamente abrasadas por las altas temperaturas y los aires del Sahara que nos han visitado. De cualquier manera, yo encuentro que tienen una vejez preciosa.





 

lunes, 13 de julio de 2015

Belleza





Vive en nuestra mente.
Tiene infinitas formas.
Millares de nombres.
Millones de años.
No es en sí la forma sino su esencia.




Está en las miradas.
Canta en las sonrisas.
Vuela con las aves.
Habla sin palabras.
Habita en el alma.


Duerme en las praderas.
Enciende la aurora.
Está entre las olas
que  baten tenaces
las rocas altivas
del acantilado.


Puede que sea la huella divina
en las rudas manos
que labran los campos.
Está en la fugacidad del amanecer
y en la incertidumbre
                        de la oscuridad.


En el azul imposible
del mar que nos baña.
En el monte abrupto.
Barrancos y valles,
ríos  y lagunas.


En el arco iris.
Las cumbres heladas.
La paz y el silencio.
En el canto de las aves.
En los vientos  racheados.


Esplendor en el cuerpo humano:
armonía que asciende
de los pies a la cabeza.
Equilibrio y fortaleza:
el apoyo de una mente prodigiosa.


Si no existiera la belleza,
la habríamos creado.
Somos narcisistas.
Está en nuestros genes.
¿Quién podrá evitarlo?


Alcalá de Henares, 13 de julio de 2015

Texto e imágenes realizados por Franziska
PARA EL JUEGO DE LA PALABRA DADA
PALABRA: BELLEZA
DADOR: CARLOS GALVEZ


 

Por motivos personales, estaré alejada de mis blogs y de los temas que publico. No obstante, deseo y espero cumplirlo, seguiré ...