martes, 16 de septiembre de 2014

¡Ay, si yo fuera rica!





¡Ay, si yo fuera rica me compraría una peluca azul
con tirabuzones colgando de la nuca!
Con una caña de pescar salmones, me iría a buscar tiburones.
Montada en una nano escoba tecnológica
saldría a barrer mis telarañas, ay si yo fuera rica…

¡Ay, si yo fuera rica podría por los mares navegar!
Tendría un barco velero e invitaría a las gaviotas a cenar.
¡Ay, si yo fuera rica, crearía muchísimos puestos de alegría!
Pondría el mundo bocabajo y los niños reirían a destajo. 


¡Ay, si yo fuera rica, mirando el fulgor de las estrellas, bailaría!
Regalaría tinajas con la hermosura del agua y la frescura del viento.
A la inmensidad del mar, levantaría un monumento.
¡Ay, si yo fuera rica, llevaría la primavera a tu invierno!


Ahora soy pobre porque solo cuento las monedas que tengo.


Cuando el fin queda más cerca cada día, compruebo
que he pagado un precio excesivo por lo que quería.
Que lo que me importaba de verdad, no se vendía.
Si he podido llegar hasta aquí sin asfixiarme, ha sido gracias
a mi evasión  al mundo de la ficción y de los sueños.


Ahora soy vieja porque solo miro a los ojos de la cruda realidad.


No me gusta el mundo en el que vivo.
Que  derrocha la belleza natural.
Seguimos contaminando el aire y las aguas.
Arrojando al fuego de la ignominia el talento de hombres y mujeres.
Llevamos a la extinción a centenares de especies vivas.
Continuamos fabricando las más sofisticadas armas
que solo siembran la muerte y el infierno en vida de las gentes.


Que en el santo nombre de la Democracia, nos engañan y estafan.


Y así dolorida,  - ya no hay fantasía ni esperanza que me asilen -
más muerta estoy que viva…
porque me aterra pensar a dónde habrían ido a parar
mis fantásticos ideales si, en realidad, yo hubiera sido rica.



Alcalá de Henares, 16 de septiembre de 2014
Texto e imágenes realizados por Franziska para
EL JUEGO DE LA PALABRA DADA
PALABRA: RICA
DADORA:  QUETA  LOPEZ RIEGO
 


jueves, 4 de septiembre de 2014

ANCIANIDAD ADOLESCENTE







Me queda una ancianidad adolescente

de conjuros ingenuos para salvar los baches

y no hay artilugio del que no me enamore

sembrando un revoltijo de alondras

                               y  pétalos febriles de almendro.




Maravillosas piedras bizantinas

crió mi vesícula ingenua y por no ser avariciosa

se deshacía de su stock jugando al tío vivo con mi páncreas.

Estrategia atroz que casi logró incinerarme.





Me queda una ancianidad adolescente.

Una partida de póker por ganar a  la fortuna rutinaria.

Tres viajes al fondo ignoto del vientre de la ballena azul.

Y la publicación clandestina de  mis últimos versos.




Es necesario que mis versos sean leídos en voz alta

pero antes se ha de adquirir sordera primaveral y quinceañera,

abandonar toda lógica, sentido del ritmo y de la estrofa.

Si las palabras se confunden, saltan, brincan y se enredan,

es la inspiración que borbota  metáforas a ritmo samba carioca.




Ya lo creo, aún me queda un mucho de ancianidad adolescente.

Voy a crear un banco de canas y arrugas, con algo de reuma,

y una pizca de tensión descompensada, deficiente riego craneal,

hermosas cataratas, adiposidad, bello escaso y raquítico,

calambres recalcitrantes y una atinada espóndilo artrosis lumbar.




Se dará todo a cambio de músculos trabajados, cabellera abundante,

visión perfecta y un millón de euros ingresados en nuestra cuenta ING.




Esta ancianidad adolescente que sufro sin recato aparente

me ha dejado en precario y ando un tanto escasa de emociones.

No hay modo de que asuma los marrones que oigo cada día por la radio.

Voy a realizar mi propio calendario y a ver si un día veo elefantes volando.




 Me veréis caminar entre canciones y sonrisas, no hay prisa.

La libertad es más joven, más hermosa aún que Dulcinea

y pone alas en mi mente y no recorta ni desprecia ninguno de mis sueños.

¡Libertad, por fin, eres mía! No me canso de mirar tus ojos de horizonte.

Dormir en tu regazo y estrecharte entre sueños es todo lo que anhelo.





Alcalá de Henares,4 de septiembre de 2014
Texto e imágenes realizados por Franziska para
EL JUEGO DE LA PALABRA DADA
PALABRAS:  ADOLESCENTE/ANCIANIDAD
DADOR:  ISIDORO PÉREZ  OSO

Nota aclaratoria:
Isidoro, me dió dos palabras para que eligiera la que más me gustara. Sin embargo, las buscó opuestas porque no pueden quedar más alejadas pero, el hombre propone...y llega Franziska y le encuentra sentido a unir esas dos situaciones. Bueno, por esta vez, salí del paso. Espero no sentar un precedente.


Amanecerá

Amanecerá                     en las aldeas. Habrá fuego en las chozas. Se encenderán los valles con e...