martes, 14 de febrero de 2012

Divertimento







A la biblioteca voy.
De la biblioteca vengo.
Escudriñando los libros.
Los libros escudriñando
paso los día soñando
con un saber infinito.



Ratón de biblioteca
dicen los necios que soy.
El ratón roe el papel
y a mi me roe el saber.
Ya lo sabes tú, mi bien,
no les presten atención.



A la biblioteca voy.
De la biblioteca vengo.
Los temas son infinitos
y variados los caminos
que han hollado los filósofos,
los sabios y eruditos.



Yo quise saber, mujer,
qué alumbraba tu interior.
Qué daba forma a tu paz
y qué te hacía tan sagaz.
En ningún libro encontré
tan valiosa información.



Por eso es que voy y vengo,
marcho, me alejo, retorno
y vuelvo a partir contento.
Me he metido en un jardín
del que no hallo la salida
ni parece tener fín…



A la biblioteca voy.
De la biblioteca vengo.
Hay días que me entretengo
olvido si voy o vengo,
si es verano o si es invierno:
distraído estoy: no discierno.



Y si embargo, otros días
lúcido estoy y trasciendo
que es tontería y disparate
todo lo que estoy haciendo.
Por eso, sin ton ni son,
a la biblioteca voy
de la biblioteca vuelvo.


Para el juego de la palabra dada
Palabra: biblioteca
Dadora: Milagros Ortiz Alberca, compañera del Taller de Lectura

Texto e imágenes realizados por franziska
Alcalá de Henares, 14 de febrero de 2012













Amanecerá

Amanecerá                     en las aldeas. Habrá fuego en las chozas. Se encenderán los valles con e...