ESTA MAÑANA PUEDE ESTALLAR LA PRIMAVERA





Todo pasará, las cosas van y vienen.
Siempre podemos sembrar
un luego de ilusiones
que crecerán mirando al sol

y regarlas con las risas frescas
de las mañanas de domingo
llenas de luz y halos de misterio.

 

Y los amaneceres, volverán a tener
un sentido y un afán sinceros:
algo así como el vuelo salvaje de las aves.

Y dejaremos los sueños en la almohada.
Así, a la mañana siguiente,
será como el aseo de la mente:
enérgico cepillado de propósitos.




Pisada firme, mirada sonriente,
no ha ponerse el sol sobre tu frente.
Encontraré en la vida lo que busque
yo sé que mi destino aún espera

así es que rápido, a la calle,
esta mañana puede estallar la primavera.

Y nos pondremos el mundo por montera.
Ya no dirán que me escondo de mi misma
con los ojos cansados para ver las estrellas,
tras  mi juego de palabras encendidas.



Ya no dirán que mi vejez temprana
se ha tornado amarilla y es toda canas;
que caen, con precisión, de mi reloj
una gran cantidad de horas muertas.

Dirán, para nuestra alegría y nuestro asombro,
que todo el mundo oye nuestros versos
que los mayores tenemos derecho al universo
y que han  dejado de escucharnos sin atención,

como quien oye llover, si no hay tormenta.

Empieza el fin de la incomprensión.
Se acerca, a pasos agigantados,
la era de todos los derechos del mayor.


Alcalá de Henares, 2 de agosto de 2012
Texto e imágenes de Franziska, alias Raitán

Comentarios

  1. querida Fran
    los años pasan para todos por igual, es sólo una cuestión de calendario el que algunos tengamos más y otros menos
    me parece que fue ayer cuando tenía 20 años, y pienso a veces, yo sigo sintiendo igual, aunque es verdad q cargamos con tanto aprendizaje, no me doy cuenta de todo el tiempo que pasó si no fuera por los espejos, y por los dolores, los del cuerpo y los del corazón
    pero siempre, aún en invierno, puede estallar la primavera :)

    tu poema es hermoso, hermoso
    te mando un abrazo enorme!
    claudia

    ResponderEliminar
  2. Tú si que eres hermosa y generosa. Seguramente alguna cosa se escapará de mi subconsciente pero, de verdad, todo lo que escribo es pura ficción, o lo pretendo.

    De cualquier modo, no estoy hablando precisamente de mí sino del mundo de los mayores que sí, es verdad, no damos un espectáculo que guste demasiado, cada vez más arrugados, calvos, torpes en nuestro caminar, sin la audición correcta, en fin todo lo que salta a la vista de los mayores pero aún y así, seguimos siendo personas con sentimientos y ganas de seguir vivos.
    Un abrazo. Franziska

    ResponderEliminar
  3. Tus versos además de ser una bella reivindicación están llenos de ternura y musicalidad.
    Evidentemente todas las edades tienen algo especial y son maravillosas.
    Querida amiga un@ siempre escribe desde lo que siente y está en ´cada cual como presente como pasado o como futuro .Los versos tienen mucha fuerza..
    Tu entrada es ciertamente enternecedora.
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Llenaremos amiga, los caminos de primaveras y nos tumbaremos borrachas a la orilla de los caminos. Escribiremos versos en las nubes, a los días y a los años y nada podrá con nosotras...
    Para mí Franciska eres un alma joven, compañera y amiga con un corazón enorme que lo has sabido llenar de vida y de sabiduría, esa clase de sabiduría que muchos quisieran tener y que apenas rozán...

    Te tengo mucho cariño
    Un beso

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola Franziska! la edad se puede ver en el mapa de la piel, te aseguro que tus letras conservan todo el vigor de una persona que se involucra en la vida, asomarse a tu ventana es recibir un poquito de primavera.
    Tengo que darte ese aleteo porque lo siento así, ahora paso a los trinos.
    El mundo de los mayores depende de sus goteras y también de su forma de vida. Muchos se sientan a esperar la barca, otros nadan y chapotean en la orilla, ayudan a pescar e incluso pelean con los tiburones.
    Algunos son testarudos y no quieren ayuda, otros te la reclaman y muchos viven en soledad y en precario.
    Envejecer no es sinónimo de bondad pero si es cierto que los derechos y deberes existen en todas las estaciones del año: primavera,verano,otoño e invierno,sobre todo en esa estación cuando los huesos son el mejor hombre del tiempo no podemos olvidarnos del afecto, ayuda y respeto...
    La vejez no es una enfermedad, es el invierno, una estación de la vida y como tal debemos volver a enseñar lo que significa, lo que todavía puede dar y sobre todo "respetar las canas" y como el mundo anda algo alborotado decirte que los derechos ya existen pero nuestros regidores se olvidan de cumplirlos.
    Un abrazo afectuoso
    P.D. Hoy no logro ver las fotos, volveré en otro momento. (Fdo. Alondra)

    ResponderEliminar
  6. ¡¡Qué preciosidad Franziska!!
    Se nota la juventud en tus palabras, las cuatro estaciones están presentes en tu escritura porque en el año es preciso, el verano, otoño, invierno y la primavera.
    Siempre se dice que esta última estación es la mejor y más bonita, pero para disfrutar de ella hace falta tener madurez y vivir muchas exxperiencias.
    ¡¡La edad madura me encanta!!
    Franziska me gusta mucho como escribes ¡¡Perfecto!!
    Un abrazo fuerte amiga, desde mi Librillo.

    ResponderEliminar
  7. Un placer leer tus versos, querida amiga. En cada etapa es una circunstancia y todas son respetables porque todas las edades tenemos que pasarlas todos.

    Un beso.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Toda opinión y comentario es y será siempre respetado en este espacio y también agradecido ya que valoro vuestro tiempo y atención. Me gustaría recibir, aunque sólo fuera de vez en cuando, alguna crítica. Lo valoro mucho. Gracias, amigos.

Entradas populares