EL MANANTIAL





Una viajera avanza. Se dirige hacia la gruta.
El viento, a veces, gime. Se desliza en el bosque
un rumor que clama al cielo…de hojas atolondradas.
Se han tronchado algunas ramas.
El monte guarda silencio.  El río ahoga sus lágrimas.


Pisa la tierra compacta que duerme siglos de tedio.
Sus pisadas resuenan como un día de tormenta.
Ajena al miedo que siembra y al rumor que la acompaña
la viajera se siente feliz con este proyecto.
Soledad, paz y silencio es lo que añora su alma.


Después de un verano atroz, el manantial languidece.
Está el poderoso río casi extenuado y maltrecho.
Los cantos del cauce son testigos mudos del exilio
que  todos los peces han tenido que afrontar.


La gruta está muy cerca del agua. Y puede estar habitada.
Se sienta a descansar del largo camino hecho. Enseguida,
los sonidos silenciados reaparecen, es el grito placentero
de criaturas que se arrastran, trepan, saltan,
se zambullen, vuelan, observan y cazan.

Es un asombroso mundo que recupera la calma.


Decían los campesinos que, al despuntar el alba,
la doncella del manantial, como todos la llamaban,
cantaba y que su voz era como un tañido de campanas.
Escuchar su canto  sanaba todas las dudas del alma.


Entonces, en la vida de las gentes, no existía el calendario
y el tiempo, no se contaba por años.

El manantial  nunca se volvió a secar, por eso
alguien dedujo que la moza era, en realidad,
la diosa Minerva madre de la sabiduría
y ¡cómo no, de la guerra!
                                         ¡Qué manía con las guerras!.


A día de hoy, y que yo sepa, nadie pidió su opinión.
Sabios y poderosos, ya se sabe,
otorgan honores…no siempre, razones.


Y esta es la historia sencilla del manantial
que limita al norte, con la serranía de Cuenca
y al sureste, con el complejo industrial que hay en Torrelodones.  ¿Que no hay complejo industrial?
Lo dije por no dar pistas a las embotelladoras del ramo.

Lo juro. Jamás, por mi, se sabrá donde está el manantial.


La doncella de esta historia
aborrecía la presencia de las gentes.
¿Qué la llevó a tal trastorno?
Caminaba descalza. Seguramente, desnuda.
No cazaba animales. Se alimentaba de yerbas.


Cantaba, sí. No tenía otra manera de hablar.
Algún invierno muy frío, se la llevó para siempre.
Aquella fugitiva jamás pudo imaginar
que, con el paso del tiempo, su tragedia personal
la conduciría a los altares de esa Roma imperial.


Alcalá de Henares, 3 de agosto de 2016
Texto realizado por Franziska para el
JUEGO DE LA PALABRA DADA
PALABRA:  MANANTIAL
DADORA: VIRGI

Virgi es la autora de un blog muy especial, personalísimo, que ella enfoca con unas fotografías de gran calidad con las que narra alguna historia, imágenes que ella termina de completar con sus palabras. Un blog interesante de veras.








 











Comentarios

  1. Primero veo las fotos..., porque es la presentación visual de lo que va a leerse... Y no puedo menos que felicitarte por tu maestría. Nubes, lunas, amapolas, malvas... tienen poesía en su tratamiento y también gran perfección técnica. Se nota que han sido hechas con mucho cuidado y cariño: son tan elocuentes como tú misma :). Las de blanco y negro también me encantan (esa nube en sus tonos justos de grises y ese semi-contraluz de la planta son una maravilla) Enhorabuena por este despliegue lírico de Arte fotográfico.

    El texto es encantador. Nos has introducido en una leyenda de tantas que hay por España donde la poesía y la magia se dan la mano. La introducción natural que has inventado me ha encantado, pues me he sentido identificada con esa viajera feliz; además, toda la naturaleza resuena con ella y hay detalles poéticos preciosos.
    "Soledad, paz y silencio es lo que añora su alma". Con esta frase me quedo... para soñar.

    Un beso cariñoso :)

    ResponderEliminar
  2. Una preciosidad, Franzis, nos llevas a dar un paseo entre la frescura, la magia, las leyendas, el misterio, el poder femenino.
    Me encanta visitarte, aunque a veces tarde bastante, te abrazo largamente y con la alegría de verte al pie del cañón.

    ResponderEliminar
  3. Realmente é muito gratificante te visitar, pois me encanto toda vez que aqui venho...tuas postagens são maravilhosas, Franziska. Teu texto é primoroso, muito lindo e as imagens são belas, muito belas! Um abraço, ania..

    ResponderEliminar
  4. Las imágenes y las palabras muy bien enlazadas. Existe concordancia y sobretodo magia. Amo las amapolas, las amo por su sencillez y belleza. La palabra elegida que es manantial se siente y se equilibra entre las palabras seleccionadas. Muy buen trabajo.
    Un gran abrazo Franziska y muy agradecida por tu cariñoso comentario en mi Blog.

    ResponderEliminar
  5. Franziska, me encantan las fotos, esas nubes inspiradoras y esas florecillas llenas de encanto y sencillez. Realmente sabes captar el misterio y la belleza de la naturaleza, amiga...Mientras leía tu historia-leyenda, he podido sentir a la dama de la filosofía dejando su huella en la naturaleza, mientras los elementos la escuchaban absortos...Ese manantial es todo un misterio de belleza y de amor. Me alegro que intentes protegerlo y nos lo muestres generosamente, Franziska...Un placer leerte y sentir la intensidad y la frescura que nos vas dejando como un regalo.
    Mi felicitación y mi abrazo grande, amiga.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola Franciska!

    ¡Nos dejas un precioso y completo pogs! Haciendo hincapié sobre esa mágica leyenda, esa valiente dama viajera dirigiéndose a la gruta ajena a miedos.
    Es linda esta entrada salpica todos los mecanismos poéticos,tal como el entorno y manantial, lindeza y enigma. Un exquisito juego de palabras que brindan poesía.

    Las maravillosas fotos tal cual de acorde con lo escrito. Todo un placer, amiga. Te dejo mi felicitación y gratitud.
    Un abrazo y mi estima siempre. se muy muy feliz.

    ResponderEliminar
  7. ¡Hola Franciska!

    ¡Nos dejas un precioso y completo pogs! Haciendo hincapié sobre esa mágica leyenda, esa valiente dama viajera dirigiéndose a la gruta ajena a miedos.
    Es linda esta entrada salpica todos los mecanismos poéticos,tal como el entorno y manantial, lindeza y enigma. Un exquisito juego de palabras que brindan poesía.

    Las maravillosas fotos tal cual de acorde con lo escrito. Todo un placer, amiga. Te dejo mi felicitación y gratitud.
    Un abrazo y mi estima siempre. se muy muy feliz.

    ResponderEliminar
  8. Olá Franziska.
    Preciso dizer a você que foi com grande satisfação que li esta sua prosa poética, à vista do tema e de sua sensibilidade e o trato que lhe é próprio com as letras. As fotografias também são belíssimas. Parabéns.
    Uma ótima semana.
    Abraço.
    Pedro.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Toda opinión y comentario es y será siempre respetado en este espacio y también agradecido ya que valoro vuestro tiempo y atención. Me gustaría recibir, aunque sólo fuera de vez en cuando, alguna crítica. Lo valoro mucho. Gracias, amigos.

Entradas populares