Mi querido árbol solitario






Mi querido árbol solitario,
siempre que el viento te balancea
se oye, al unísono, el bisbiseo
inquietante de  crespones y sedas.
Eres una imagen fija en medio del camino
como un reflejo dormido en el recuerdo:
eres, tal vez,  la evocación de un sueño
perdido en la memoria del pasado.


Sobre tus ramas se han deslizado,
a millares, las gotas de lluvia
y también algunos rayos
te han hecho temblar
en noches ebrias de luz y de misterio…
Azotado fuiste por el aquilón y el cierzo
en los gélidos inviernos del ayer.
Pero también la brisa
ha besado tus ardientes  hojas
en las cálidas noches del verano.


Impasible has visto pasar el tiempo.
Frágil  es la sombra que ahora ofreces.
Tus hojas secas son canto de tus sienes.
Sin notarlo, has ido acumulando días, meses y años.
Un añoso ejemplar llegando al límite:
un árbol centenario, eres.
Sin embargo tu corazón aún presta asilo al canto
y a los nidos de alondras y vencejos.



Ahora no temes al viento huracanado.
Eres humilde y consecuente y es por eso
que nunca alardeas de cuántas primaveras
has vuelto a renacer llenándote de flores y de frutos.            
Cada noche, sonríes con cariño a las estrellas
porque estás vivo y una savia eficaz y laboriosa
sostiene todavía tu tronco y sus raíces.


Que tu fin está cerca, lo presientes.
Me parece, querido árbol, que tú has sabido
aceptar la soledad en grata compañía.
Has querido retoñar y darte en cada rama
con el mismo aroma y alegría
que florecen las matas del romero
y deslumbran las flores del cantueso.


No sé por cuanto tiempo
tus raíces hundidas en la tierra,
resistirán el paso del polvo del destierro.
Por eso, quiero que hoy sepas
que si  me alejo y tú te quedas,
no voy a enterrar tu tronco en el olvido
porque pensar  en ti, evocarte,

es como cumplir los ciclos naturales.
Volver de nuevo a tener alas.
Ser, a la vez, estrella, viento y paraíso.



Alcalá de Henares, 13 de enero de 2014
Franziska

Para el “Club de las letras mágicas”
Tema:  una carta dirigida a un árbol
Propuesto por: Julia Enciso Orellana
La primera fotografía está tomada en "Los cañones del Júcar". El resto, corresponden a imágenes de "Casas del río" de la Comunidad Valenciana.


Comentarios

  1. Árbol que ves como discurre el tiempo, como te acaricia el sol y cómo te da vida la lluvia, árbol que sin moverte consigues atrapar entre tus ramas todo aquello que respira naturaleza, porque en sí, naturaleza eres tú en tu esencia.

    Qué hermoso poema has realizado, es una preciosidad esa "Carta dirigida a un árbol" que has hecho para este Club al que perteneces. Mil gracias querida Franziska por compartirlo con todos nosotros.

    Un abrazo!!! Y por cierto, las fotos son geniales.

    ResponderEliminar
  2. Francisca, tu hermosa carta al árbol es la historia de la vida bajo su sombra se cobijan momentos dulces y sombríos, es fuerte y resiste las vicisitudes del día a día....

    Muy hermoso!

    Un cálido abrazo

    ResponderEliminar
  3. Que hermoso escrito, me ha hecho pensar en nuestra propia vida. Los momentos que crecemos, hacemos raices, guerecemos a alguien de alguna tormenta. felicitaciones beso gigante

    ResponderEliminar
  4. Muy bonito poema. Cada árbol tiene su propia historia.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Fran querida, espero sepas la maravilla que sos, y como plasmás toda la belleza que tenés dentro, en este caso, en esta carta, que me ha emocionado, ya que amo a los árboles, a uno en especial, que hace muchos años quisieron "matar" y aun siguen con esa idea, pero ya te contaré :)

    las imagenes, tan bellas como las palabras

    un abrazo!!

    pd. ahora entiendo, cuando publicaste esto, yo estaba con el "asunto" del formateo e instalar la pc nuevamente, jajaja , me he preocupado y nada! tu publicando bellezas :D

    ResponderEliminar
  6. Hola Franziska: Que bonito poema dejas hoy en esta entrada. Las fotos son preciosas. Gracias por estos post tan llenos de arte. Felicidades.

    ResponderEliminar
  7. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  8. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  9. Cada vez publicas mejores fotos, querida Franzis, con esos detalles reveladores de la naturaleza que ves. Me encanta venir, a mí esos árboles solos me emocionan, parecen personajes antiguos aguantando el paso del tiempo.
    Muchos besos,muchos

    ResponderEliminar
  10. Hola Franciska, paso a desearte tengas una feliz semana.

    Un cálido abrazo

    ResponderEliminar
  11. Sigo leyendo tus poemas y, de vez en cuando, me paro a saludarte, a la sombra de este árbol que siempre nos acoge.
    Al leer este poema he identificado este árbol con la vida, con una persona, retoño que va creciendo y creciendo, brotando ramas y hojas de colores, resistiendo vendavales, podas, y escarcha, pero que, como dices, "aún aloja en sus ramas nidos de pájaros cantores".

    Precioso, Franziska; muy próximo a mi sentir la Naturaleza y la vida.

    Un abrazo.
    Fany

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Toda opinión y comentario es y será siempre respetado en este espacio y también agradecido ya que valoro vuestro tiempo y atención. Me gustaría recibir, aunque sólo fuera de vez en cuando, alguna crítica. Lo valoro mucho. Gracias, amigos.

Entradas populares