ERUDICIÓN





En aquel extraño lugar
en el que vivió Xuanón
esta es la historia que han contado
y aún se recuerda hoy.

Dicen de él que era muy sabio
pero cansado de que su erudición
no llenara su alcancía
y su despensa vacía
viéralo amanecer casi yerto
un día sí y otro, no,

puso en un carro sus libros
y se los llevó a vender
al Zoco de Mirabien.

¡Libros para todos, libros!
¡Algebra, Trigonometría, ciencias,
Historia del Arte, teatro, biografías;
de Oriente y Occidente
todas las filosofías;
Poesía y algunas novelas eróticas!!!

Y así pasó pregonando
todo el santísimo día.
Ronca tenía la voz
y el alma rota, tenía:

¡Nadie adquirió un solo libro!

Y nuestro Xuanón pensaba:
La erudición es un lujo
que ha nimbado mi cabeza.

Consecuente, hizo una pira
y los condenó a la hoguera.
Así perdió sus riquezas.

Más sabio fue desde entonces
pues si quería aprender,
tenía que usar su cabeza.

La verdad es que Xuanón
escribía desde el ocaso a la aurora
y así durante el día,
cuando no dormitaba, dormía.

Fueron pasando los años
instalado en esa monotonía,
él nunca volvió a leer.

Cuando ya era un anciano
un día aciago dijo:
más libre que yo es un pájaro.
Y se lanzó desde la torre
más alta del campanario.

Al entierro de Xuanón
llegaron cientos de sabios
¿Cómo se extendió la noticia?
Nadie logró averiguarlo.
Aún no existía la radio.

Cada sabio portaba su propio libro
y quería compartirlo…
Así fue como el entierro
duró todo aquel invierno
y llegó hasta la parte primera
de la hermosa primavera.

Nadie sabe cómo fue…
Si es que Xuanón era santo.
Porque en el pueblo desde entonces,
todos se tornaron sabios.


De la serie Franziskitadas realizadas para el
JUEGO DE LA PALABRA DADA
PALABRA: ERUDICIÓN
DADORA: LORENA RODRIGUEZ CASTILLO

Alcalá de Henares, 27 de octubre de 2012
Texto e imágenes realizados por Franziska Gar Zia

Comentarios

  1. Es que me dejaste sin palabras, eres única enlazando versos para crear historias y además con la dificultad de hacerlo con "esa palabra dada" que unos y otros vamos sembrando en tu blog. Siembra que además siempre da sus frutos ¡Y QUÉ FRUTOS!

    Feliz fin de semama Franziska!!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. ajajajaj genial
    pero qué pena que yo no he podido ir al funeral de Xuanón
    :D

    bellas las imágenes y tan ingenioso relato :)
    un abrazo!!!

    ResponderEliminar
  3. En primer lugar Franciska, la foto es preciosa e impresionante. Seguro que tuya.
    La historia que cuentas en el poema me encantó. Llena de sabiduría pues quizá deberiamos dejar que nuestro propio instinto nos guie, ese que nace sabio del corazón y no necesitemos nada más.
    Un abrazo inmenso querida amiga.

    ResponderEliminar
  4. Francisca, sinceras felicidades por un texto magnífico en torno a los libros y la sabiduría de la vida, del poder de la palabra y la magia de la escritura. Felicidades.
    Y qué pena, ésa de quemar libros, qué pena.
    Bueno, que sigamos creando y que vengan los sabios no a nuestro entierro sino a nuestros debuts literarios.
    Un abrazote de domingo y luz.

    ResponderEliminar
  5. No sé cómo es el juego, lo cierto es que cautiva la historia de principio a fin.
    Me gustan, los libros, los sabios y TÚ.
    Franzis, un abrazo grande.

    ResponderEliminar
  6. Franziska, me ha encantado este cuento en verso, tiene mucha musicalidad, es muy simpático.
    Las fotos estupendas, la última perfecta.

    Xuanón es el personaje, tú la escritora mejor.
    Un abrazo fuerte amiga, desde mi Librillo.

    ResponderEliminar
  7. ¡Hola!
    Un bonito cuento.

    Salud y fuerza.
    J.M. Ojeda.

    ResponderEliminar
  8. Que bonito Francisca, me ha encantado tu blog, pero has escrito algo en mi Mirada que me ha dejado sorprendida..

    solo te diré que una de mis mejores amigas con 76 años se acaba de casar super enamorada, perdió a su marido con 50 y ahora a encontrado a su segundo gran amor, estuve en su boda civil, y fue algo increíble, por eso te digo querida amiga, que sabes que te aprecio un montón que estas palabras tuyas...

    .../"curioseando lo que ya no me importa un bledo...La verdad, yo venía a visitarte pero a mí se me ha pasado el arroz hace ya mucho tiempo"..../

    considero que son palabras tristes, pues el amor, sentir, tocar, ser tocada y amada, y desear y ser deseada es algo hermoso,se tenga la edad que se tenga, y no creo que tenga nada que ver con la edad,

    Esa es mi opinión

    ser amada carnalmente y espiritualmente es bello..

    solo quería decirte eso

    por que te he visto sorprendida con mi poema, intenso y a conciencia intenso y apasionado..

    pero libre al fin..... pues lleva mi liberta de expresar lo que me apetece en mi casa..

    es libre.. se puede sentir o se puede rechazar, admito tu rechazo..

    pero solo te pido que lo des una vuelta,solo eso querida amiga..

    un beso y espero que aun a tu pesar.. seas deseada.. y admirada y vista bonita por muchos.. que seguro que lo eres..

    por que yo te siento muy muy muy hermosa.. de forma y fondo.. no te olvides la forma es tan bien importante y

    Hasta cuando quieras..

    Estrella Altaír

    ResponderEliminar
  9. Creo que la verdadera sabiduría no se encuentra en los libros sino en la naturaleza.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  10. Hermosas palabras llenas de sentido y coherencia

    ResponderEliminar
  11. Hola Franziska, paso a saludarte y desear que tu inicio de semana sea genial!!!!
    Besos!

    ResponderEliminar
  12. Amiga... eres delicioss, sutil e inteligente en tu prosa poética que me hizo sonreir y penar por Xuanón y por los libros, me hubiera gustado estar allí para evitar que los quemara. Lo viví entero.
    Tus fotos fantásticas. Besos grandotes.

    ResponderEliminar
  13. Franziska, muchas gracias por tu comentario, me has dado mucha alegría.
    Un abrazo Grande amiga.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Toda opinión y comentario es y será siempre respetado en este espacio y también agradecido ya que valoro vuestro tiempo y atención. Me gustaría recibir, aunque sólo fuera de vez en cuando, alguna crítica. Lo valoro mucho. Gracias, amigos.

Entradas populares