AMARSE A SÍ MISMO




Amarse a sí mismo
es el comienzo
del único romance
que ha de durar  la vida entera.
Los otros amores nos defraudan,
aparecen, nos llenan y, después,
acaban desvaneciéndose en la nada.




Si la vejez resulta tan ingrata
es porque hiere nuestro narcisismo
y reduce la belleza
-de la que hicimos gala-
a un recuerdo que se esfuma
en la penumbra de un ayer
que nunca más ha de volver.

Vejez última infancia de la vida,
es la patria del juego, de la risa,
la que corremos a buscar cada alborada:
footing, yoging y todas las actividades
que nos lleven al mundo de las hadas,
un lugar sin espejos ni mañanas
una patria de amor, de luz, de magia.




Si al bastión del orgullo te aferraras
justificarías  ante ti mismo
y es posible que ante los demás,
que aceptas las cosas, no como son
pero sí como la sociedad pretende,
que las arrugas de tu piel están grabadas
no sólo en tu corazón sino
que han desgarrado tus entrañas.




La vejez de dentro es la de fuera.
No más paños calientes         
quiso decirnos un poeta:
llamemos a las  cosas por su nombre
porque nadie se ofendió jamás
porque se le llamara joven.
Lo más lamentable de todo es esta guerra
entre el poder caduco del mayor


y el ansia del joven que lo espera.





Un mundo como el nuestro
que, del esplender de la juventud
hace su patria y su bandera,
no considera que los niños y viejos
son su pasado y su futuro:
los unos inocentes, los otros desvalidos,
reclaman la atención que se merecen.






JUEGO DE LA PALABRA DADA
 
Palabra:  vejez

Dador:  Claudio Jiménez Villadiego



Alcalá de Henares, 15 de agosto de 2012
Texto e imágenes realizados por Franziska




Nota.-  Las fotogradías de las flores de almendro  fueron tomadas en el mes de febrero de 2010
muy avanzado ya el mes de febrero, en el Parque madrileño de "La Quinta de los Molinos" que fue primero una finca privada y que pasó después al Ayuntamiento.  Esta es la razón por la que se pueden contemplar más de mil quinientos almendros, característica que no se da en ningún otro parque de la Comunidad de Madrid.  Cuando hice esta visita aún eran muy pocos los almendros que habían florecido.  De todos modos, fue como siempre, un auténtico placer. 






  

Comentarios

  1. Qué poema maravilloso! Un homenaje a la vejez y también al Ser Humano total. Las fotos una belleza, te felicito. Besos.

    ResponderEliminar
  2. Sólo podemos contar con nosotros mismos, por eso el primer amor tiene que ser para uno, y no es un acto egoista.
    La vida es efímera, es una constante impermanencia. Pero aún no sé si somos nosotros quien la atraviesa o es ella la que nos traspasa, por que, al fin y al cabo, la vida es sólo vida.
    La infancia es efímera
    La juventud fugad
    La vejez es fugitiva

    Me encantó leerte rodeada de almendros en flor. Un beso mi querida amiga.

    ResponderEliminar
  3. ay mi Fran querida, vos sos la sabia... :)
    te quiero tanto, y tan lejos estamos, que ese abrazo fuerte que quisiera darte, será por este medio

    las fotos son un sueño, y tus palabras...sin palabras

    mi pc está dandome dolores de cabeza, en cualquier momento se duerme para siempre :/
    te escribo mail para contarte, mientras pueda

    te mando un fuerte fuerte abrazo
    te quiero mucho
    claudia

    ResponderEliminar
  4. Sí, querida Franciska, amarse a uno mismo es ver lo joven que puede llegar a ser un alma antigua y ver que si hay arrugas es porque se han recibido a cambio muchas enseñanzas.

    El romance de amarse a uno mismo como bien dices ha de durar toda la vida y eso convierte la vida en la mayor de las bendiciones

    ResponderEliminar
  5. El que no se ama a si mismo malamente puede amar a los demás.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Me encantan tus fotografías de los almendros.
    A mí me encantan estos árboles, sus flores y sus frutos.
    Se puede comparar la vida de las personas con este árbol y sus diferentes estaciones.
    Muy bonito Franziska y gracias por tus comentarios.
    Un abrazo fuerte amiga, desde mi Librillo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Toda opinión y comentario es y será siempre respetado en este espacio y también agradecido ya que valoro vuestro tiempo y atención. Me gustaría recibir, aunque sólo fuera de vez en cuando, alguna crítica. Lo valoro mucho. Gracias, amigos.

Entradas populares