Divertimento







A la biblioteca voy.
De la biblioteca vengo.
Escudriñando los libros.
Los libros escudriñando
paso los día soñando
con un saber infinito.



Ratón de biblioteca
dicen los necios que soy.
El ratón roe el papel
y a mi me roe el saber.
Ya lo sabes tú, mi bien,
no les presten atención.



A la biblioteca voy.
De la biblioteca vengo.
Los temas son infinitos
y variados los caminos
que han hollado los filósofos,
los sabios y eruditos.



Yo quise saber, mujer,
qué alumbraba tu interior.
Qué daba forma a tu paz
y qué te hacía tan sagaz.
En ningún libro encontré
tan valiosa información.



Por eso es que voy y vengo,
marcho, me alejo, retorno
y vuelvo a partir contento.
Me he metido en un jardín
del que no hallo la salida
ni parece tener fín…



A la biblioteca voy.
De la biblioteca vengo.
Hay días que me entretengo
olvido si voy o vengo,
si es verano o si es invierno:
distraído estoy: no discierno.



Y si embargo, otros días
lúcido estoy y trasciendo
que es tontería y disparate
todo lo que estoy haciendo.
Por eso, sin ton ni son,
a la biblioteca voy
de la biblioteca vuelvo.


Para el juego de la palabra dada
Palabra: biblioteca
Dadora: Milagros Ortiz Alberca, compañera del Taller de Lectura

Texto e imágenes realizados por franziska
Alcalá de Henares, 14 de febrero de 2012













Comentarios

  1. q lindas las bibliotecas!! y tan hermoso leer, yo fui una lectora precoz, y mis padres, siempre me regalaban libros, grandes, coloridos, de ensueño, al principo, aun los tengo, y los ha usado mi hijo tambien :)
    el leer nos transporta a otros lugares, dimensiones, epocas, además de enseñarnos nos hace soñar

    las fotos, un sueño :)

    un abrazo mi fran!
    espero la espera y las ventanas con vistas nevadas :D jajajaj
    besos!
    claudia

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola Franziska! has hecho un hermoso homenaje a las bibliotecas, ahora por lo general muy luminosas y bien ordenaditas. En mi corazón está una vieja librería cercana a la casa de mi niñez y que era el lugar de reunión de las tímidas/os. El dueño nos dejaba curiosear, sentarnos en unas sillas desvencijadas a leer en la sección de libros usados y por unos centavos los podíamos llevar a casa.
    Don Joaquín contribuyó a mi amor por la lectura, hoy día de los enamorados me hiciste recordarlo.
    La caracola es un regalo de la naturaleza, gracias por compartirlo.
    Un abrazo tierno

    ResponderEliminar
  3. Franziska, me ha encantado tu homenaje a la biblioteca, es verdad que cuando te metes en la lectura de un buen libro, no notas pasar el tiempo y formas parte de la historia del mismo.
    Tus fotos geniales como siempre, tengo una caracola como la tuya y un almendro y lavanda.
    Gracias por tu comentario en mi blog, tú siempre serías mi mejor maestra.
    Un abrazo fuerte amiga, desde mi Librillo.

    ResponderEliminar
  4. Muy bonito Franziska. Yo ahora ya no voy a las bibliotecas desde que tengo internet, pero es más bonito elegir un libro y tocar el papal. Un beso Lola

    ResponderEliminar
  5. Y entre tanto ir y venir, aún tienes tiempo para embellecer tu espacio con estas hermosas fotografías.

    La luz vive en tí Franciska más allá del estruendo del reloj de la vida diaria....
    Un saludo y gracias
    mj

    ResponderEliminar
  6. Divertido y además preciosamente ilustrado. Me encantó. Besos.
    Pienso... pienso y la palabra que te sugiero podría ser justamente esa:
    PIENSO

    ResponderEliminar
  7. ¡Ay, Franziska, qué encanto que eres! Con lo que me gusta leer también, me he imaginado que viajaba contigo en un bolsillo..."a la bibloteca voy, de la biblioteca vengo".
    Me ha gustado mucho mucho.Un abrazo enorme.

    ResponderEliminar
  8. Pues no te canses de ir y venir de la biblioteca.

    Un placer leerte y visitarte

    ResponderEliminar
  9. Sigue yendo y viniendo a la biblioteca y todas partes.

    Siempre me voy con aires nuevos de tus blog

    Muchos besos

    ResponderEliminar
  10. Todo bien por allí? Un abrazo grandote.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Toda opinión y comentario es y será siempre respetado en este espacio y también agradecido ya que valoro vuestro tiempo y atención. Me gustaría recibir, aunque sólo fuera de vez en cuando, alguna crítica. Lo valoro mucho. Gracias, amigos.

Entradas populares